SOEN: “Lotus” (2019)

soen_lotus

Hace 3 años escribíamos sobre el segundo disco de Soen, “Tellurian”: …pero no cabe duda de la madurez de Soen y la búsqueda de su propia personalidad, enmarcada en este estilo tan característico de Metal técnico atmosférico de tintes sinfónicos y progresivos (ufff…), que tanto nos gusta por otra parte aunque no sepamos como llamarlo.

Con “Lykaia” esas dudas comenzaron a disiparse irrumpiendo directamente en el rock/metal progresivo. Sin etiquetas.
El fichaje de Marcus Jidell (Evergrey, Avatarium), un guitarrista eminentemente rockero, fue para nosotros una de las claves. Y su sustituto en “Lotus”, Cody Ford, no ha hecho más que reforzar esa posición e intención de los suecos.
Con una clarividencia extrema, Martin López y los suyos, sin abandonar el estilo abigarrado Opeth/Tool que tanto nos sorprendió, siguen en línea ascendente incorporando con soltura todos los elementos clásicos del rock sinfónico.
Lotus” es tan bueno que asusta pensar si conseguirán superarlo.

Maduro y variado. Feroz y melancólico. Épico y embriagador.
Una de las voces más bonitas de la escena actual, Joel Ekelöf, en estado de gracia y un conjunto maravilloso de canciones que debéis descubrir por vosotros mismos.

soen band

MARILLION: “Brave” Steven Wilson Remix (2018)

Este CD ya se encuentra entre nuestros favoritos.
Ha sido un regalo. De un amigo muy querido que estaba “harto” de escucharnos hablar de Marillion. Y porque buscó sorprender. Lo consiguió. También la controversia.

Hemos reflexionado con anterioridad sobre las regrabaciones y remixes que realizan los propios artistas de sus obras. Muchas veces porque no acabaron contentos con el resultado final, otras para recuperar los derechos de las canciones e incluso para dar a conocer dichos temas a una nueva generación de fans. Todos son motivos loables y los resultados van de lo correcto al completo desastre. A nosotros nunca nos han convencido.

Algo diferente encontramos en el extenso catálogo de los remixes firmados por Steven Wilson. Todos clásicos británicos del rock progresivo entre los que se han colado Rush y Chicago y leyendas pop rock como Tears for Fears, Simple Minds y Roxy Music.
Estas nuevas mezclas están creadas para poder disfrutar de estos clasicazos en el sistema 5.1 surround junto con otra, más cercana al original, en estéreo.
Sin duda un trabajo encomiable pero no exento de riesgos. Como ya conocéis nuestra opinión al respecto aunque se trate en su mayoría de grabaciones de 50, 40 y 35 años de antigüedad, imaginaros nuestra sorpresa al tener en nuestras manos una remezcla de lo que consideramos un paradigma del rock progresivo moderno. El incomparable “Brave” de Marillion del año 1994. Un intocable.
Si bien es cierto que en esa época el sistema 5.1 estaba despuntando en el cine y en la música hubo que esperar al comienzo del nuevo milenio para que empezaran a editarse discos en ese formato, hay ciertos aspectos que no han cambiado hasta ahora, en nuestra humilde opinión. No conocemos a nadie enamorado de este formato cuando se trata de sentarse a disfrutar de tus discos favoritos. Y que el 5.1 no ha conseguido despuntar y está reservado casi exclusivamente a ediciones especiales. Incluso la resurrección del vinilo le ha ganado la carrera con muchas cabezas de ventaja.

Esta edición solo ha servido para adorar aún más a nuestros amigos. Que no es poco.

CONCEPTION: “My Dark Symphony” (2018)

conception

Suponemos que la mayoría deseabais un buen puñado de riffs crujientes y entrecortados. Nosotros también.
8 años desde “Poetry for the Poisoned” de Kamelot son muchos. 20 años desde “Flow”, demasiados. Y 17 desde “Burn the Sun” de Ark, irreparables.
¿Pero que son los noruegos en esencia si no eclécticos, innovadores y sorprendentes? Si esperábamos un brindis al sol rememorando los viejos tiempos para contentar a las masas es que nunca hemos entendido nada.
Unas personalidades como las de Roy Khan, que abandonó las giras y grabaciones para centrarse en su familia y unirse a su iglesia local y Tore Ostby, que después de concebir junto a John Macaluso y Jorn Lande una de las obras maestras de nuestro tiempo, se fue tranquilamente a trabajar como consultor en una empresa de propiedad intelectual, no parecen la clase de estrellas musicales al uso.
Y para que vamos a grabar un nuevo disco si podemos dejaros con la miel en los labios con una pequeña intro y cinco nuevas canciones. 6 si incluimos la cara B del single, “Feather Moves”. Curiosamente uno de los mejores temas. Y encima nos vamos de gira.

Conception band

Lo más increíble del resurgimiento de Conception, “My Dark Symphony”, no es solo el prometedor preludio de lo que está por venir, sonando mucho más a Ark de lo que se podría intuir, con un Ostby tan original en su sonido como embriagador en su exquisita ejecución (excepcional en “The Moment”), al igual que el genial percusionista Arve Heimdal y un Khan en perfecto estado de revista, si no que su único concierto en España se celebrará en el nuevo festival Rock the Coast de Fuengirola. A 20 minutos de nuestras casas.

BIG BIG TRAIN: “English Electric Part One” (2012)

BIG BIG TRAIN_Y una cosa llevó a la otra. De Italia al Reino Unido y con el mismo grado de satisfacción.
Recomendados por nuestro AOR Master y con Nick D´Virgilio (Spock´s Beard) a las baterías. Nick, mi gran amigo, tiene una forma de tocar que destaca en cualquier grabación, también aquí, pero ejecuta de manera consecuente su función de gregario de lujo. En Big Big Train mandan Greg Spawton y David Longdon.

Aunque los británicos son mucho más campestres y folk que los italianos tienen mucho en común. Los dos comparten la misma apuesta por la melodía, los paisajes sonoros afables y la sensación de libertad que te aportan sus discos.
David Longdon encandila cual trovador de la campiña inglesa con cierto aire de un joven Peter Gabriel.
English Electric Part One” es realmente conmovedor.

BAROCK PROJECT: “Detachment” (2017)

BAROCK

Sabemos que estamos algo pesaditos de un tiempo a esta parte con el tema de la interminable duración de muchos de los discos que se publican últimamente.
Si algún género tiene patente de corso para “torturarnos” con un metraje excesivo es el progresivo. No pueden evitarlo. El famoso gen prog.

A pesar de los 73 minutos de duración (y dale), el quinto trabajo del proyecto del músico italiano Luca Zabbini es sin duda uno de los mejores y más completos que hemos escuchado y disfrutado en los últimos años de rock progresivo. Neo prog si somos más concienzudos.
Sin ningún tipo de autocomplacencia instrumental y una composición intachable, donde se aprecia la formación clásica de Zabbini, “Detachment” contiene momentos memorables. ”Promises”, ”Happy to see you”, “One Day” o la colaboración estelar del británico Pete Jones en “Broken” y “Alone”.
Si estás saturado de Neal Morse o del enésimo disco de post metal, prueba Barock Project, es como volver a casa.