TRIUMPH: “The Sport of Kings” (1986)

Ha sido nombrar al mítico disco de los Triumph y no poder sacarnos este gran clásico de la cabeza.
Así se comenzaban los discos en los 80´. Sin tomar prisioneros.
Disfrutemos una vez más.

Anuncios

THUNDERHELL: “Hell Trip” (2012)

thunderhell cover

La pureza de un estilo.
Tras tanta amalgama y diversificación de estilos es siempre necesario y gratificante volver al origen. Pero no como añoranza de un tiempo pasado, sino más bien como una mirada hacia el futuro. El ciclo natural de la vida.
Tener en tus manos un CD de Evile, Messiah o de nuestros amigos venezolanos de Thunderhell es tan satisfactorio como comerse una naranja recién arrancada del árbol.

Como habitualmente decimos, una cosa es intentarlo y otra conseguirlo. Incluso las grandes bandas clásicas del Thrash Metal que pretenden recuperar el feelin perdido años atrás no lo consiguen del todo. Estamos pensando claramente en el “Hardwired to self-destruction” de Metallica, “For all kings” de Anthrax y en “The brotherhood of the snakes” de Testament. Sensación que sí sentimos nuestro AOR Master y yo mismo a los 10 segundos de poner “Hell Trip” en el coche.

thunderhell band

La crudeza, la potencia, las voces amenazantes. Con control y técnica. Influencias lógicas de cualquiera de los titanes antes nombrados.
Hell Trip” es completísimo. No Coche-Metal a nuestro servicio (me domina la autopista). Una producción perfectamente equilibrada (adoramos el sonido del bajo). Directa declaración de intenciones en la apertura, “Hell on Earth” y “Hate”. Nuestras favoritas “City of Doom” y la orgía de riffs de “Murderer”, su tema de cabecera. Complejidad Thrash en “Hell Trip” y un final de fiesta gamberra con su “Southern Whorehouse”.

Hell Trip” es un regalo (gracias chicos por vuestras dedicatorias), real, traído con cariño desde Venezuela y para los oídos de los que seguimos disfrutando de la pureza.

BEAST IN BLACK: “Berserker” (2017)

beastinblackberserkercover

Nuestro querido seguidor y amigo Alejandro no dudó ni por un segundo en calificar el single de adelanto de Beast in Black, “Blind and Frozen”, de eurovisivo.

Las conclusiones que se nos antojan ante tan maña aseveración y más cuando teníamos preparadas unas humildes palabras que describían con pasión la perfección Power Metal de estos finlandeses (que raro) de influencias Sonata Artica y Battle Beast, liderados por el ex Battle Beast Anton Kabanen y la nueva esperanza blanca en las voces de Yannis Papadopoulos (un poco griego), son que o nos hemos relajado con nuestra inevitable influencia eurovisiva materna o que nos rendimos con placer al imparable poder nórdico.
Igual es que todas las respuestas son correctas.

DEEP PURPLE: “Machine Head” (1972)

Mucho más habitual de lo que se podría pensar.
Hay cientos de ejemplos de canciones que se vieron relegadas a una triste Cara B y que se convirtieron posteriormente en clásicos para los grupos.
Las circunstancias suelen moverse entre los errores de la discográfica, la grabación espontánea de una jam, al mero olvido de un buen tema rodeado por grandes clásicos.
No me cabe duda que somos finalmente los pesaditos de los fans los que formalizamos esa demanda concreta que el grupo necesariamente tiene que respetar.

En el caso de “When a Blind Man cries”, Cara B del single “Never Before” y según se cuenta en las memorias, fue culpa del rarito de Ritchie Blackmore, al que no le gustaba mucho el tema, el que esta excepcional canción no se incorporara definitivamente al repertorio habitual de Deep Purple hasta 20 años después y con Joe Satriani a las guitarras (no me lo puedo ni imaginar).

Siempre habíamos pensado que la mejor versión de este triste y conmovedor tema era la interpretada por Rob Rock y Axel Rudi Pell en “Nasty Reputation”. En segundo lugar se encontraba la versión de Stuart Smith (Heaven and Hearth) con Richie Sambora a las voces. Pero ayer nuestro mundo se tambaleó escuchando y viendo a Jon Lord y Jimmy Barnes en un diminuto pub de Sidney con una versión espeluznante.
¿Opiniones?

KOBRA AND THE LOTUS: “Prevail I” (2017)

Es correcto. El nombre del grupo es muy malo.
Si además os contamos que la rubia cantante y lideresa tiene un nombre tan carismático como Kobra Page…Pues eso. Si encima escuchando sus canciones y viendo sus no muy logrados videos estás prácticamente seguro que nunca te comprarás un CD suyo. Mal vamos.
Sin embargo la voz de la Srta. Kobra (en fin), sin ser una maravilla y por mucho que algunas revistas del ramo la incluyan disparatadamente entre las 25 mejores voces femeninas del metal, va mejorando disco a disco. Hay carisma. Los temas, bien estructurados, aunque sigas pensando que nunca te gastarás ni euro en estos canadienses metaleros, ganan en potencia y técnica. Te gusta especialmente el trabajo de batería y la distorsión de la guitarra pero siguen siendo un grupo de segunda por mucho que Kevin Shirley, Johnny K o Kevin Churko hayan estado al mando de los controles.

kobraandthelotus2017band_638

Y llegas de repente a “Gotham”, “Trigger pulse” y sobre todo a “You don´t know” y no puedes de dejar de ver el video día tras día antes de acostarte. Una canción con todas las miserias y grandezas que puede aportarte un grupo que se llama Kobra and the Lotus y que es “jodidamente” pegadizo.
Gastar dinero en “Prevail I” está por ver.