TRIUMPH: “The Sport of Kings” (1986)

Ha sido nombrar al mítico disco de los Triumph y no poder sacarnos este gran clásico de la cabeza.
Así se comenzaban los discos en los 80´. Sin tomar prisioneros.
Disfrutemos una vez más.

Anuncios

BOULEVARD: “IV: Luminescence” (2017)

  • BOULEVARD luminescenceOye Papá, muy bien los canadienses.
  • Sí, bueno, excepto por el tema de las focas parecen gente de orden.
  • Me refiero al AOR…
  • ¡Ah!, claro, claro. Por supuesto… ¿Por dónde vas?
  • Controlados Harem Scarem, Total Stranger, Honeymoon Suite, Alias, Loverboy, Glass Tiger, Wall of Silence.
  • Mucha calidad.
  • Los he encontrado especialmente elegantes.
  • Sofisticados diría yo. Con ese toque British.
  • Y en general no son grupos con amplias discografías.
  • Hay bastantes joyas solitarias sobre todo en los grupos más AOR.
  • Lo que no he entendido es porqué el disco se llama IV si es el tercero.
  • ¿Boulevard?
  • Esos.
  • Cuando envejeces haces muchas tonterías ¿Qué opinión te merece?
  • Pues habrán envejecido pero “Luminescence” me parece el mejor de los tres.
  • Puede que tengas razón. Pero recuerda que “Into the street” es más oscuro y no tan directo.
  • Incluso el cantante canta mejor después de casi 30 años.
  • Más bien es como si hubiera cambiado de tono. Qué fino en las melodías y dobles voces.
  • ¿Le meto ya a Triumph?
  • Ya sabes que técnicamente no es un grupo AOR pero en los 80´se sacaron de la manga una obra maestra llamada “The sport of kings” que tienes que oír.
  • ¿Lo escuchamos juntos?
  • Eres un buen chaval, hijo.

BOULEVARD BAND

SOULBURNER: “The New Age of Darkness” (2006)

soulburner coverUna bonita tradición.
Comprar música heavy en y de los países que visitamos. Y si no podemos participar del viaje, no hay de que preocuparse. Esos grupos metaleros autóctonos vendrán facturados de vuelta a España.
Todo comenzó en nuestro primer viaje al Algarve portugués y la compra en una feria de discos montada en el puerto de Faro del “Sin/Pecado” de Moonspell.

Más interesante se vuelve cuando esa música recorre miles de leguas y proviene de países con menor tradición metalera y evidentemente de una distribución, fuera del ámbito local, prácticamente escasa. También mucho más sorprendente si los viajeros en cuestión no están duchos en conocimientos básicos rockeros.
Eso provoca circunstancias como que desde Chicago llegara a nuestras manos una grabación de los británicos Napalm Death (habrá grupos de metal en USA…), que desde Valencia, Venezuela nos dedicaran el magnífico debut Thrash de Thunderhell y que desde Bogotá podamos disfrutar de Metal, Death y Thrash colombiano con Haken, Neurosis y Soulburner.

Esta preciosa tradición que mantenemos los amigos supera con creces a una producción limitada o a grupos que están aún en rodaje y que además no está reñida con la máxima calidad como este brutal “The New Age of Darkness” de Soulburner y su Death Thrash técnicamente impecable y de sonido internacional.
¿Para cuándo el próximo viaje?

STEVEN WILSON: “To the Bone” (2017)

 

steven wilsonYa estábamos avisados.
Es posible que la culpa de tanto rasgamiento de vestiduras y soliviantado sea del propio Wilson cuando afirmó que iba a grabar un disco de pop rock progresivo.
A pesar de ser fans absolutos de los estilajos y estiletes tales como el Proto Doom y el Atmospheric Funeral Metal, sinceramente no comprendemos ese concepto.
La propia idiosincrasia del pop niega el progresivo. Al igual que negaría al jazz. Y el jazz y el progresivo a su vez el tecno (que no consideramos ni siquiera un estilo de música si no un conjunto de números binarios que suenan). En fin.
Antes de enrocarnos en estas opiniones, personales, y que darían para un libro, lo que está claro para nosotros es que “To the Bone” es simple y llanamente un disco de rock con dos temas pop.

Ni siquiera hay una línea argumental clara. Es más bien una colección de retales.
Dos canciones pop, una interesante, “Song of I” (influencias Peter Gabriel) y otra simpática, “Permanating”. Otras dos, de lo mejor, que parecen extraídas de las sesiones de “Hand Cannot Erase”, “Pariah”, con la maravillosa Ninet Tayeb y “Refuge”.
Rock directo en “To the bone”. Un conjunto de buenos temas con tintes sinfónicos que bien podrían estar en cualquier Cd de Blackfield, “Same asylum as before”, “Nowhere now”, “Blank tapes” (Ninet de nuevo), “Song of unborn” y algún que otro innecesario como “People who eat darkness” o “Detonation”.
Todo está producido de manera impecable, como no dudábamos, y con unos músicos tan contrastados como Begg, Holzman y Blundell cuyo sonido y forma de ejecutar hacían imposible que “To the Bone” fuera un disco de pop exclusivamente. Escuchad las baterías de Craig Blundell y el trabajo encomiable de Steven Wilson en las guitarras.
Probablemente sea la grabación en la que más libre ha estado Wilson con su voz y podemos disfrutarlo en muchos más registros de los que nos tenía acostumbrados.

Steven-Wilson

Un buen número de fans no terminaron de aceptar “Hand Cannot Erase” y después de “To the Bone” es probable que no vuelvan.
Cierto es que a un músico como Steven Wilson poco le podemos exigir cuando nos ha dado tanto. Y por su trayectoria ecléctica no nos ha extrañado en absoluto que haya introducido nuevos elementos en esta ocasión.
Los de siempre estaremos ahí y defenderemos muchas de las canciones incluidas en “To the Bone” aunque no hayamos entendido exactamente lo que ha querido hacer.

THUNDERHELL: “Hell Trip” (2012)

thunderhell cover

La pureza de un estilo.
Tras tanta amalgama y diversificación de estilos es siempre necesario y gratificante volver al origen. Pero no como añoranza de un tiempo pasado, sino más bien como una mirada hacia el futuro. El ciclo natural de la vida.
Tener en tus manos un CD de Evile, Messiah o de nuestros amigos venezolanos de Thunderhell es tan satisfactorio como comerse una naranja recién arrancada del árbol.

Como habitualmente decimos, una cosa es intentarlo y otra conseguirlo. Incluso las grandes bandas clásicas del Thrash Metal que pretenden recuperar el feelin perdido años atrás no lo consiguen del todo. Estamos pensando claramente en el “Hardwired to self-destruction” de Metallica, “For all kings” de Anthrax y en “The brotherhood of the snakes” de Testament. Sensación que sí sentimos nuestro AOR Master y yo mismo a los 10 segundos de poner “Hell Trip” en el coche.

thunderhell band

La crudeza, la potencia, las voces amenazantes. Con control y técnica. Influencias lógicas de cualquiera de los titanes antes nombrados.
Hell Trip” es completísimo. No Coche-Metal a nuestro servicio (me domina la autopista). Una producción perfectamente equilibrada (adoramos el sonido del bajo). Directa declaración de intenciones en la apertura, “Hell on Earth” y “Hate”. Nuestras favoritas “City of Doom” y la orgía de riffs de “Murderer”, su tema de cabecera. Complejidad Thrash en “Hell Trip” y un final de fiesta gamberra con su “Southern Whorehouse”.

Hell Trip” es un regalo (gracias chicos por vuestras dedicatorias), real, traído con cariño desde Venezuela y para los oídos de los que seguimos disfrutando de la pureza.