THRESHOLD: “Legends of the Shires” (2017)

thresholdOtros que van a lo suyo.
La respuesta británica a los Warning no tienen nunca ningún problema.
Que se les va por tercera vez el fenomenal cantante Damian Wilson, pues ellos fichan de nuevo a Glynn Morgan, que ya grabó “Psychedelicatessen” y facturan otra joya de metal técnico progresivo, doble, conceptual y de más de 80 minutos.
Increíblemente no se hace largo. Mantiene intacto el peculiar y sobresaliente sonido (adoramos las guitarras de Karl Broom) y su capacidad de sorpresa compositiva sin planteamientos extraños ni experimentos. Suena a Threshold por los cuatro costados. Morgan es un cantante de carácter más progresivo que Wilson pero con más feelin´ que Andrew McDermott y realiza un trabajo de muchísima clase. Sobresalientes sin paliativos.

Anuncios

THRESHOLD: “For the Journey” (2014)

threshol for the journey coverKarl Broom y Richard West.
2 músicos con pinta de oficinistas y sin pizca de glamour, pero responsables de una de las más longevas y constantes, en su altísimo nivel, bandas de lo que nosotros (el resto últimamente ya lo dudo) llamamos y conocemos por Metal Progresivo de toda la vida.

Es de agradecer y más en estos tiempos en que el metal progresivo se está diluyendo en infinitas y esperpénticas mutaciones de estilos, que los clásicos como Threshold sigan ofreciendo trabajos tan finos y de tanta calidad como “For the Journey”.
En los británicos no hay lugar a la improvisación malsana (que existe), ni con el malogrado Mac y mucho menos con nuestro reverenciado Damian Wilson frente al micro.

For the Journey” es un enorme y digno sucesor del aplastante “The March of Progress” de 2012, un discazo difícil de igualar. Más directo y asequible y con casi 20 minutos menos de duración.
Los riffs y solos de Broom continúan intactos, “Watchtower to the moon”, “Siren Sky” o la gran bonus de la edición digipack (¿por qué nos hacen estas jugarretas?) “I wish I could”. Las voces de otro mundo de Wilson, “The Box”, 12 minutos de disfrute. Intensidad y melodías impecables, “Unforgiven”, “Lost in your memory”, “Autumm Red”.

Si os encontráis con Karl y Richard en una oficina dadles un fuerte abrazo y las gracias.

THRESHOLD: “March of Progress” (2012)

300-marchofprogressA estos chicos habría que darles definitivamente el maillot a la regularidad. Llevan 20 años en el negocio y solo han editado 9 álbumes. Por eso cuando me refiero a regularidad, me refiero a la calidad constante. No hay un solo Cd de Threshold que cojee.
Los grupos habitualmente-y tienen todo el derecho a hacerlo-innovan, experimentan con más o menos acierto. En este caso, Threshold siempre han tenido muy claro lo que querían hacer y no se han apartado ni un ápice del camino.
Cuando empezaron a salir como setas bandas de lo que llamamos habitualmente “METAL PROGRESIVO”, intentando seguir la estela de Dream Theater, Fates Warning y Queensrÿche, ellos destacaron, no solo por su calidad, si no por un sonido propio. Sabes al momento que son ellos por su sonido de guitarra compacto, coros muy marcados, sus grandes teclados de base. Aquí las protagonistas son las canciones. Compuestas “sin prisas”- como bien dice nuestro Rock Master Miguel M.-
La vuelta del cantante original Damian Wilson, no ha hecho más que acrecentar todo lo que estamos comentando, ya que además de poseer una voz increíble, tiene un tono muy particular y más matices que el ya desaparecido Andrew MacDermott.

Puede que estemos ante el mejor álbum de Threshold. Tengo debilidad por Wilson y eso puede decantar la balanza, pero hace tiempo que no oía un comienzo de disco tan vibrante como “Ashes”, las brillantes melodías retro de “The hours”, el sinfonismo más épico en las inconmensurables “That´s why we come” y “The Rubicon” con un Wilson estremecedor, “Don´t look down”- vaya temazo – y “Coda”– perfecta -.

Qué buena banda y de nuevo, que gran trabajo. Threshold siempre te lo pondrá fácil.