POETS OF THE FALL: “Jealous Gods” (2014)

poets of the fall cover jealousUn Ingeniero de Minas, fiel seguidor de este nuestro blog y amante del rock clásico (interesante recomendación la de April Wine) nos recomendó hace ya unos años a estos Finlandeses.

Signs of life” fue el Cd y su éxito automático en nuestra pequeña pero exigente comunidad musical. Lo suficientemente oscuros para no ser rock melódico, lo bastante melódicos para no ser heavy metal, moderadamente clásicos para no ser rock alternativo y contenidos compositivamente para no ser un grupo de rock progresivo.
Ellos se consideran a sí mismos Rock Cinemático y aunque nuestro primer pensamiento sea de estupor y recordemos el alcoholismo crónico de los países nórdicos y lo poco que calienta allí el sol, tiene bastante sentido si consideramos que la Cinemática estudia el movimiento de los cuerpos sin analizar las causas que lo originan.

Resumiendo este berenjenal científico en el que me he metido siendo de letras mixtas, la conclusión es que Poets of the Fall es un grupo estupendo de rock contemporáneo y punto. Que gusta a los melódicos, a los alternativos, a los progresivos y a los metálicos. Que a sus discos no les puedes poner un pero y son perfectos para que nadie te increpe en una reunión por la música que hay de fondo. Y por supuesto son mucho más que una mera banda sonora.
Cada vez entiendo más porqué nos los presentó nuestro ínclito ingeniero Alfredo. Él fue el primero en usar una máxima técnica, “si no hay base se cae el sistema”, para demostrar científicamente lo que es un buen disco o no.

Jealous Gods” dispone, como en todos los discos de esta banda, de una base sólida. No te preguntes por las fuerzas que la han originado y disfruta de su rock.

Anuncios

ROYAL BLOOD (2014)

ROYAL BLOODPor Luis J. Aguilar

Por favor, solo unas preguntas, ¿por qué ahora?
Prometo que no me he subido al carro del oportunismo.
Los había oído el año pasado y me sorprendieron, y hace poco los recordé en un vídeo y que les dieron un premio en su país de origen, así que me dije ¿por qué no?

¿Sorprendido?
Sobre todo por ser grupo de solo bajo y batería que suenan duro y compacto, con una capa de metal oscuro, “Little monster” y buenas canciones “Out the black“,  “Ten tonne skeleton” y sobre todo “Figure it out” que me encanta.

¿Se podrían incluir guitarras?
Pues supongo que sí. Lo que no se si mejorarían lo que hacen, su propuesta de música…y otra cosa es si quisieran.

¿Qué son, cómo llamarlos?
Eso no me corresponde a mí, esa pregunta es de concurso ¿y ahora como llamamos al niño? Pues no sé cómo etiquetarlos, porque una etiqueta musical tendrán. Lo siento tengo prisa.

Por favor, solo unas preguntas más: ¿aguantaran mucho más?, ¿cuando tengan dos o tres discos más que tendrán que hacer para no ser/sonar aburridos?, ¿se producirá un estancamiento imaginativo?
Se fue alejando rápido y solo se pudo oír algo así como – y yo que se imbécil, habrá que esperar-

BIFFY CLYRO: “Opposites” (2013)

 

Biffy 2

Fue en una amable tarde sin viento en las playas de Tarifa cuando Biffy Clyro llegó.

Una amiga, R, que aún sabiendo de mis profundos cromosomas metálicos creyó haber dado con un grupo que, dentro su amplia, amplísima por cómo estaba el Iphone repleto de música, discografía, podría agradarme. Sin duda es una persona que escucha.

Los rockeros escoceses son excesivamente duros para los indies y demasiado alternativos para los metaleros ¿Qué hacer con ellos? Post Hardcore o Math Rock. Ya empezamos.

Puede que la idea del Math Rock sea de las más inteligibles de todo el esperpéntico batiburrillo de estilos musicales que se han creado en estos últimos años; influencias del rock progresivo, ritmos complejos, melodías y guitarras distorsionadas. Y realmente es a lo que suena Biffy Clyro, sobre todo en sus primeros discos. Otra cosa es meter en el mismo saco a Biffy Clyro con Meshuggah y Tool y más cuando hay en “Opposites” influencias de grupos como Nirvana. Difícil, muy difícil encasillarlos. Y eso es lo mejor de Biffy Clyro; son imposibles de clasificarlos. Son buenos y punto.

Sé que ya habréis detectado que no es este el estilo acostumbrado en The Road, pero este Cd del 2013 impresiona por su energía, entre grunge y punk, sus ritmos intricados, una voz, Simon Neil, acústicas, letras muy personales y melodías ciertamente brit.

Habrá que volver pronto a Tarifa y a esperar al nuevo Cd de estos fenómenos sin etiquetas.

CITY SLEEPS: “Chariots & Riots” (2013)

city sleepsNo encontrarás reseñas de este trío rockero americano por los cauces habituales. Incluso en la red hay pocas referencias. Una sorpresa.
Entran, desde luego, dentro del formato del rock alternativo. Con una mezcla de hard rock de guitarras y baterías muy compactas y ese espíritu comercial en algunos de sus temas que provoca, normalmente, que descartemos erróneamente buenos grupos de nuestros “exclusivos” paladares.
No son Alter Bridge ni Shinedown, pero serían unos muy buenos teloneros.
Comenzando por la potente “Hollywood if she could”, el esplendoroso medio tiempo, que bien distribuido les debería hacer ganar millones, “Without you“(ecos de los mismísimos U2), siguiendo con más crudeza alternativa en “I can do anything” y auténtico hard rock en “Show me your spine” y así hasta 15 temas de inmaculada producción y eficaz ejecución que culminan con la suite de 12 minutos, “Chariots & Riots”,  resumen de todas las melodías del disco, una maravilla.
Más mérito les damos cuando este Cd está formado por caras B y temas grabados en las sesiones de su primer y único disco “Not an angel” de 2007.
A pesar de ser carne de cañón para las listas americanas, parece que City Sleeps lucha contra la adversidad como muchos otros antes que ellos.
Nuestra bendita red global puede parecer un mastodonte sin compasión para los rezagados o los sin nombre, pero nada más lejos de la realidad. City Sleeps ya tiene en este momento una nueva hebra en ella.

RICHIE SAMBORA: “Aftermath of the Lowdown” (2012)

aftermath-of-the-lowdown-300x300

“No recuerdo haber tocado con Green Day”, ha sido la contestación de Richie Sambora al comentario del líder de Green Day en el que señalaba a Bon Jovi como “el peor grupo con el que había compartido escenario”. Grande  Sr. Sambora. Muy elegante. Si fueras español hubieras dicho eso de “a palabras necias oídos sordos”.
Mi idea era seguir con la disertación sobre el rock alternativo y como este ha influenciado a músicos de la talla de Bon Jovi, Rick Springfield o Richard Marx. Pero al quedarme estupefacto leyendo las declaraciones de este personaje, mediocre cantante, peor guitarrista y con esa lamentable actitud trasnochada de rock star, me ha dado la oportunidad y el placer de volver a escuchar atentamente el 3er Cd de Su Majestad Richie Sambora.
Un artista que con Bon Jovi han sido junto a Def Leppard los únicos artistas en vender más de 10 millones de copias con dos álbumes seguidos. Y seguimos dándole al bocazas de Billie Joe. Yo no soy tan elegante.
Y este es un fenomenal álbum. Duro y corrosivo por momentos. El comienzo a lo Hendrix de “Burn the candle down” sorprende de primeras y hay que darle a este Cd unas buenas escuchas para sacarle todos los matices. Tras 14 años desde el estupendo, suave y casi AOR “Undiscovered Soul”, nadie dudaba que esta iba a ser una grabación muy trabajada.
Y sí, roza el rock alternativo, más bien lo dignifica, en “Nowadays”, aunque el estribillo nos devuelve a la magia de uno de los grandes compositores de rock melódico de la historia (podéis tirar de bibliografía) y vuelve a las andadas en “Learning how to fly with a broken wings” con un solo de guitarra que no está al alcance de pseudos punkarras de medio pelo (y seguimos…).
Pero somos conscientes que queremos oír al Richie Sambora del “Stranger in this Town” y os confirmo que lo tenemos. Así que simplemente nos queda disfrutar de “Every road leads home to you”, “Weathering the storm” y especialmente de “Seven years gone”-el mejor tema sin duda- y de “I´ll always walk beside you” y “You can only get so high” -dos momentos inolvidables-
¿Alguien dudaba a estas alturas que Richie Sambora es diez veces mejor cantante que Jon Bon Jovi?
Por cierto, yo tampoco recuerdo haber oido a Green Day.