MOTÖRHEAD: “Another Perfect Day” (1983)

motorhead-another-perfect-day-1983Llegó de la mano junto al “Bomber” y se convirtieron en el tercer y cuarto vinilo de Heavy Metal que entraban en casa. Yo no tenía un duro y era mi hermano mayor el que con sus ahorrillos empezó a traer material metálico a mis oídos. “Wheels of Steel” de Saxon y el “Piece of Mind” de Maiden fueron los primeros de la lista y los que realmente me marcaron. Motörhead era demasiado crudo para mi, nunca me convertí en un auténtico fan, pero aún así ponía una y otra vez “Back at the funny farm” y su comienzo atronador con el bajo distorsionado de Lemmy que para mi mente aún sin formar era casi Punk, pero molaba mucho. La portada me sigue pareciendo una de las mejores.

Curioso es que “Another Perfect Day” sea casi un disco maldito y a su vez de culto para los mismo fans de la banda. Pero por eso sin duda me gustaba mucho más que “Ace of Spades” o “Iron Fist”. Es distinto, mucho más profundo y trabajado. El mismo Lemmy reconoció que Brian Robertson era mejor guitarrista que Eddie Clark, aunque odiase sus pintillas glam y los desarrollos y arreglos de guitarra propios de Thin Lizzy, la banda de Robertson, se entremezclan con el rock and roll metal crudo y sobrio de Kilmister.

He aquí una muestra de porqué “Another Perfect Day”, Motörhead y Lemmy son parte de nuestras vidas.

Anuncios

MOTÖRHEAD: “Bad Magic” (2015)

Motorhead_Bad_MagicPor Luis J. Aguilar

Motörhead idiota Motörhead.

No quiero repetirme más que el ajo pero…
Portada clásica con el distintivo como “Bastards”, “No Remorse”, “Motörhead”, para despejar dudas. Sonido a buena potencia y tres tipos a cual más añejo tocando con mala baba, estando uno de ellos en el Olimpo del heavy desde que se acuño el palabro.
Un puñado de muy buenas canciones directas al mentón, “Victory or Die“, “Thunder and lightning“, “Teach them how to bleed” (muy buena), “Tell how to kill“, algunas mas rockeras con el filo Motörhead, “Fire storm hotel” y “When the sky comes looking for you“, la balada??? “Till the end” con Philip Campbell magnifico como todo el disco, la aportación de Brian May en “The devil” y el cierre con “Simpathy for the devil” de los Rolling Stones, (aquí me iba a reservar mi opinión pero he leído una galletita de la suerte o en facebook que dice “porque quiero, puedo y soy capaz”), donde la música es genial y muy bien llevada a su terreno pero la voz de Lemmy no está para esta canción dado de los matices que dispone, aún así es buenísima.

Así que parafraseando al gran Miliki, el mar idiota el mar, esto es un disco de Motörhead, así que sorpresitas ninguna. Quien haya nacido en los 90 y no los conozca, aquí no hay ni nu metal ni mierdas diversas y este es un buen momento para acercarse a ellos, ver quiénes son durante toda su trayectoria que es larga y fructífera y a los que los conozcan ya saben…el gran Miliki.