STEVE ROTHERY: “The Ghost of Pripyat” (2014)

SRB002_6PanelDigipak.inddEl hombre tranquilo.

El guitarrista Steve Rothery es el claro ejemplo de cómo ser considerado uno de los mejores en su trabajo (bendito) sin necesidad de ser mediático o extravagante. Tímido músico en el escenario al que nunca verás un mal gesto al público y a las cámaras, pero total protagonista de la música de Marillion junto a sus compañeros. Si dais una vuelta por la discografía de nuestra british band favorita destacareis que no hay un solo crédito musical en solitario. Solo leeréis “Music written by Marillion”.

Breves apariciones como artista invitado, coqueteos con la música celta y el folk en The Wishing Tree y por fin “The Ghost of Pripyat”.

La calma y el equilibrio que transmite personalmente y por ende a su música, es la que se refleja en este Cd instrumental. Steve interpreta para las canciones, no para su ego. Incluso en su propio álbum dónde en el fondo soñábamos con un Rothery más desatado. Luego visualizas al guitarrista en directo y vuelves a caer en la cuenta que sencillamente él nunca hará algo semejante. Y por eso lo adoramos.

7 temas impecables de Rock Sinfónico y una clase magistral, de nuevo, de calidad y buen gusto a las guitarras, donde se funden Marillion con Pink Floyd. Para disfrutar relajadamente en casa.

STEVE ROTHERY LIVE

Anuncios

MARILLION: “Radiation 2013” (2013)

marillionEl disco original data de 1998. No es uno de mis favoritos de Marillion pero sí el mejor de su trilogía experimental junto con los muy irregularesMarillion.comyAnoraknophobia”.

Hay que reconocer que no es una nueva remezcla más, ya que se notan, respetando siempre el espíritu de las canciones, los nuevos detalles (algunas guitarras más prominentes, pequeños efectos de teclados y voces) que solo los muy frikis del grupo podrán detectar. Edición doble cuidadísima exclusiva para Marillion maniacos ¿Necesaria?

MARILLION: “Sounds that can´t be made” (2012)

SoundsNuevo álbum de Marillion.
Cuidado.
Beware.
Marillion no es sólo para mí y mi entorno una experiencia vital en nuestras vidas. Es una referencia. No podríamos explicar tantos y tan buenos momentos personales sin referirnos a esta banda.
Tendríamos un tótem de (h)-Steve Hogarth– en el jardín si la comunidad nos dejara. Y justo al lado otro pequeñito del “Pescao” (Fish, por supuesto, no el patético y lamentable pseudo guitarrista farsante español).
Por eso cuando se edita un nuevo álbum de Marillion, la expectación y la ansiedad se apoderan de nosotros. Abrimos, muy, muy despacio la carcasa ya que desconocemos el poder oculto en su interior. Intentamos no dejar ni una sola huella de nuestros impuros dedos en el siempre espléndido y cuidado libreto. Y rozando con las yemas colocamos  milimétricamente el Cd en el reproductor (nunca suficientemente bueno).

Deseamos que no se cumpla la máxima de disco brillante-disco irregular que nos venía acompañando desde el “Radiator” de 1998. Y todo apunta a que no. Ya que tras el buen “Hapiness is the road” -demasiado largo- se han tomado su tiempo. Han editado “Less is more” con reinterpretaciones de temas antiguos y el espectacular DVD de dicha gira “Live from Cadogan Hall”-quien hubiera podido estar allí-.
Solamente ocho temas. Algo distinto. Le damos al play y fruncimos el ceño. “Gaza”. Las guitarras más potentes que hemos oído en Marillion desde “Hard as love” y “Hooks in you”. Nunca antes habían compuesto un tema de 17:30m. y mucho menos que este fuera la apertura del disco.
Ya podemos relajarnos. Todo va bien. Muy bien.
Y tras 74 minutos, con la indescriptiblemente bella “The sky above the rain en nuestra cabeza, el Cd llega a su fin. Tú solo descubrirás lo que hay entre medias si eres un auténtico fan. Marillion ha regresado al rock sinfónico y Mark Kelly ha tirado de galones.

Hogarth, Rothery, Kelly, Trewavas y Mosley. Gracias de nuevo por todo.

STORM CORROSION (2012)/STEVE HOGARTH & RICHARD BARBIERI: “Not the Weapon but the Hand” (2012)

La idea de hacer esta breve reseña conjunta tiene su lógica razón de ser, en un primer lugar, al ser dos de los proyectos, a priori excitantes, de las ya vacas sagradas del rock progresivo y sinfónico actual: Steven Wilson / Michael Opeth Akerfeldt y Steve Marillion Hogarh/ Richard Porcupine Tree Barbieri. La segunda razón, dónde la lógica se escapa, es que los dos Cd son tremendamente aburridos.

STORM CORROSIONTodos teníamos claro que Storm Corrosion estaría repleto de largos pasajes instrumentales oscuros, de mellotrones por doquier y cabalgadas de progresismo excitante. Pues al tercer tema me caí del caballo totalmente frito. Parecía que estaba en medio de la conversación que mantenía Max von Sydow con la muerte en la película de Ingmar Bergman”El séptimo sello”. Tanto Akerfeldt como Bergman son suecos. Algo tendrá que ver.
Vaya por delante que soy un fan abnegado de todas las bandas representadas y de estos músicos en particular. Y por eso hay que ser justos y destacar el buen comienzo de “Drag Ropes”  donde manda Akerfeldt, “Storm Corrosion” que podría pasar por un tema en solitario de Wilson o las atmósferas del tema final de “Ljudet Innan” -el mejor tema del disco-. El resto, un gran ejercicio de auto indulgencia.

hogarth barbieriCuando ya me encontraba en postura fetal en el sofá y mi manta sobre las rodillas, Steve Hogarth me hizo despertar de mis pesadillas progresivas con “Red Kite” y sus brillantes melodías. Marillion 100%. Pero a pesar que el disco de Hogarth y Barbieri es más variado  en sus propuestas, “Only love will make you free”-otro buen tema-  y con una producción a prueba de bombas, rápidamente te encuentras tomando una valeriana con el Sr. Morfeo.
Otra vez será.