KANSAS: “The Prelude Implicit” (2016)

kansas_thepreludeimplicit

Como los buenos guisos.
Ese plato con el que siempre triunfas. No tiene secreto para ti. Lo bordas una y otra vez. Es lo tuyo, vaya. Conoces el medio, dominas la temperatura del agua, la pizca de sal exacta, el secreto del clavo y las verduras de temporada. Confías ciegamente en esos tomates. De Mazarrón, por supuesto. El olor del sofrito llena la estancia y mientras, los comensales esperan ansiosamente al emplatado, como si estuvieran en las gradas de una arena romana. Buenísimo, excelente. Todos los adjetivos son pocos. Pero tú sabes y solo tú que otras veces ha estado mejor. En un grado de perfección cercana a la receta de la Yaya. Sublime incluso, piensas. ¿Qué ha podido ocurrir? Te devanas los sesos y recuerdas mentalmente: aceite, sal, pimientos, carne de vacuno. Y sigues pensando…

kansasband

Escuchas el nuevo CD de Kansas en 16 años y el primero sin el cantante Steve Walsh desde “Drastic Measures”, en el que descubriste a John Elefante y su voz de otro planeta. El peso compositivo de Kerry Livgren y Walsh nunca volverá, pero el motor de la banda, Phil Ehart, sigue en plena forma junto a sus incondicionales Williams, Ragsdale y Greer. Suena “With this heart” y la magnífica voz del nuevo, Ronnie Platt. Kansas juega sobre seguro. Platt proviene de Shooting Star, un grupo clon. Lo hará fenomenal. Lo está haciendo. “Visibility Zero”, “Unsung Heroes” y “Rythm of the Spirit”. Progresivo, melódico, violines eléctricos marcando el tempo de las canciones.Kansas. Esto es lo suyo. Conocen este negocio y son grandes músicos y compositores. Buenísimo, excelente. Sobran los adjetivos. Pero tú lo sabes. Tú solamente. Algo falta en “The Prelude Implicit”. No es perfecto. Te desgastas los oídos y sigues escuchando…

Ronnie Platt no es ni Steve Walsh ni John Elefante. No solo buenos cantantes, como lo es Platt, si no artistas capaces de transformar lo normal en magnífico, lo bueno en sublime. Eso era.

Y por fin te acuerdas. Eran de la huerta de Murcia pero no quedaban tomates de Mazarrón. Era eso.

Un placer volver a La Carretera.

FLYING COLORS (2012)

Y llegó el día que todo buen Padre teme. El día en que tranquilamente, con paso apazguatado y FLYING COLORSvaqueros por los tobillos, tu hijo imberbe se planta detrás de ti y con voz trémula te plantea “la pregunta”: “Papá, ¿me cuentas cómo va el tema…del rock progresivo?”
Hay que ser valiente y no decirle:”esas cosas las lleva tu madre”. Tragar saliva, sentarlo delante de ti y sin titubear comenzar: “mira hijo, hubo hace mucho, mucho tiempo atrás, un grupo llamado Los Beatles…”
Diez horas después, cuando al bueno de Ángel Luis le sangren los oídos porque ya le has hecho escuchar “Nursery crime” de Genesis y le has intentado explicar que uno de los mejores baterías de la historia, Phil Collins, es el mismo que ha compuesto la banda sonora de Hermano Oso para Disney. También has compartido con él “Picture at an exhibition” de Emerson , Lake and Palmer y que en realidad son variaciones sobre música clásica de un señor ruso llamado Musorgski. Han sonado profusamente “Close to the edge” de Yes – si hijo, solo tiene 2 canciones-, “Moving Picture” de Rush y “The Wall” (y estás de barro hasta el cuello para que entienda la diferencia entre progresivo y sinfónico). Y como en el fondo lo quieres, has evitado conscientemente a King Crimson. Seguir leyendo “FLYING COLORS (2012)”

KANSAS: “Power” (1986)

kansas-power-Había grabado, como era costumbre, casi todo el programa de radio de Carlos Pina en una cinta BASF de 90´para luego escuchar atentamente los temas que más me habían gustado.
Por la maldita manía que tenían los locutores de esa época, raramente comentaban sobre el tema que habría el programa y continuaban con él, como si nada hubiera pasado.
Ya lo creo que había pasado. Me encantaba aquel tema y no tenía ni idea de que era aquello.
No estábamos en la época de internet, ni existía el Shazam-la rueda apenas empezaba a dar sus primeros pasos-. Seguir leyendo “KANSAS: “Power” (1986)”