LORDS OF BLACK: “II” (2016)

lords-of-black-iiY le di otra oportunidad.
Algo no me cuadraba. Producción de nuevo de Tony Hernando y Roland Grapow y menudo sonido Masterplan más brutal han conseguido. El nuevo fichaje de Richie Blackmore para reformar a sus Rainbow en las voces de Ronnie Romero. La técnica e interpretación de los sensacionales Tony Hernando, magistral y Andy C. Una portada genial. El omnipresente sello Frontiers detrás. Conciertos programados en Japón. Teloneros por toda Europa de Axel Rudi Pell ¿Se podía pedir algo más?

Pues sí. Hay un fallo en “II”. Es un CD sin ritmo alguno. Nos referimos al ritmo global, las bajadas y subidas, temas rápidos, intros, medios tiempos o baladas si encartan. Y no hemos sido capaces de encontrarlo. Las canciones transcurren una detrás de otra de manera muy lineal. Sobre todo la voz de Romero. Es difícil destacar un tema, “Everything you´re not”, “New world´s comin´” y sobre todo los 9 minutos de “Ghost of you” que destacan sobre el conjunto que se vuelve demasiado largo y repetitivo. He disfrutado más con la impresionante versión del “Innuendo” de Queen de la versión Deluxe.

El tercero será la bomba. Estamos seguros.

Anuncios

HOUSTON: “II” (2013)/ THE THEANDER EXPRESSION: “Strange Nostalgia” (2013)

Houston-II

Tan inevitable para nosotros, como un Peter Sellers en “El guateque” tocando el botón que no debe, es hacer listas. Catalogar nos fascina; los mejores cantantes, guitarristas, los mejores discos de metal de la historia o de los Países Bajos, las mejores canciones con solos de más de un minuto ¿por qué no?, es una lista, podemos hacerla. Los que te llevarías al espacio. Y si el mundo hubiera sido destruido por alienígenas hostiles ¿qué 10 discos de hard rock les dejarías para que sufran? Por que deben ser 10. Solo 10. Ni uno más ni uno menos. No tiene sentido hacer una lista de los 17 mejores bajistas del mundo. Ninguno.

En esa tesitura imparable me encontraba hace unos días en un blog especializado en Rock Melódico, AOR y Westcoast que anunciaba en letras de neón (al menos para mí) “LOS MEJORES DEL 2013 – Vota aquí”.
Como el resto de listas las tengo hechas desde hace años, me puse a pensar en los discos melódicos que habíamos compartido en el 2013 y me llevé una gran satisfacción al descubrir que nuestros elegidos eran bastantes comunes en las listas publicadas (Burning Kingdom, Niva, Little River Band). Sin embargo, en prácticamente el 99% de ellas se nombraban constantemente tres nombres: Houston, The Theandre Expression y David A. Saylor.

Solo tenía referencia de los primeros cuyo primer disco no terminó de llamarme la atención y opté, incorrectamente, por obviar “II”. AOR sueco, Tommy Denader a las guitarras. Lo tenía todo para ser uno más, pero hay que reconocer que este segundo capítulo de Houston es brillante. Clásico, pomposo, aunque extremadamente nórdico, lo cual lo hace previsible.
Completamente distinto, aún siendo un disco de pura melodía rock, “Strange nostalgia” es un disco de guitarras, a diferencia de la primacía de los teclados de Houston. Suecos también, The Theandre Expression, han firmado un enorme disco de AOR más personal, sutil y elegante. Un cantante de nivel, Christian Hedgren y otro de órdago, Göran Edman.
El tercero en discordia, David A. Saylor, al que su “Kiss of Judas” y “City of Angels”, este, en la lista publicada de 2012, los ávidos lectores y colaboradores de este blog destacaban sin temblarles el pulso como los mejores discos de AOR de estos años, lo estoy descubriendo con expectación y espero pronto tener una opinión formada.

Favoritos, gustos, preferencias. No había porqué asustarse, nuestra lista de melódicos ha sido de mucha calidad (la podéis consultar en “Los mejores”), pero por si acaso voy a empezar ya con la de 2014.

strange-nostalgia-portada-cover

 

SAVIOUR MACHINE: “II” (1996)

saviour machine ii

La conociste al fin. No recuerdas el año, sí el mes. Un dulce sonido en la distancia que se volvió real. Esa persona que reconoce los defectos como virtud. Sin preguntas, sin condiciones. De esas pocas luces que te hicieron brillar también.
La música se colaba como vuestra propia banda sonora en cada imborrable momento. Algo de jazz, metal, por supuesto y algunos inconfesables que os harían avergonzar.
Con los ojos cerrados, sin hablar y cogidos de la mano, una tarde de otoño, la portentosa voz de Eric Clayton entró en vuestras vidas; “American Babylon”.
Siete minutos y treinta y tres segundos más de recuerdos imborrables que os regalasteis para siempre.