BEAST IN BLACK: “Berserker” (2017)

beastinblackberserkercover

Nuestro querido seguidor y amigo Alejandro no dudó ni por un segundo en calificar el single de adelanto de Beast in Black, “Blind and Frozen”, de eurovisivo.

Las conclusiones que se nos antojan ante tan maña aseveración y más cuando teníamos preparadas unas humildes palabras que describían con pasión la perfección Power Metal de estos finlandeses (que raro) de influencias Sonata Artica y Battle Beast, liderados por el ex Battle Beast Anton Kabanen y la nueva esperanza blanca en las voces de Yannis Papadopoulos (un poco griego), son que o nos hemos relajado con nuestra inevitable influencia eurovisiva materna o que nos rendimos con placer al imparable poder nórdico.
Igual es que todas las respuestas son correctas.

Anuncios

CACOPHONY: “Speed Metal Symphony” (1987)

CACOPHONYCacofonía: “Disonancia que resulta de la inarmónica combinación de los elementos acústicos de la palabra”. RAE

Cuando alguien llama a su grupo “sonido desagradable”, que es más o menos la traducción de la calle y a su primer disco “Speed Metal Symphony” o es un cachondo o un temerario. O lo que finalmente fueron y son, unos fuera de serie adelantados a su tiempo que sabían perfectamente lo que se traían entre manos.

30 años después seguimos pensando que no hay mejor nombre para esta obra maestra de nuestro tiempo. Tal y como se concibió y ejecutó hay muy pocas grabaciones que se acerquen, y si lo hacen, con mucho respeto, a lo que Friedman, Becker, Marrino (cantante inefable donde los haya) y Anur (forever groove) nos ofrecieron en 1987.
Una autentica sinfonía de Speed Metal, agresividad, emoción y tecnicismo como jamás hayas escuchado y por ahora insuperable.

JORN: “Life on Death Road” (2017)

jorn 2017Vayamos por partes.
Voodoo Circle es un proyecto comandado por el guitarrista Alex Beyrodt, acompañado de sus compañeros de Primal Fear y con el estupendo cantante David Readman (Pink Cream 69), que se dedica a plagiar/homenajear a los Whitesnake de la era John Sykes.
¿Qué ocurre exactamente si cambias a Readman por Jorn? ¿“Life on Death Road” o hay algo más?
No tenemos muy claro si ha sido Jorn el que los ha llamado o ha sido al contrario, pero sí que este CD suena a Coverdale/Sykes del 1987 por los cuatro costados y que “Life on Death Road” es el mejor disco en solitario de Jorn desde “Lonely are the Brave”.
Que David Coverdale es una referencia para Jorn Lande no es una sorpresa habiendo formado parte de The Snakes junto a los guitarristas originales de Whitesnake, Moody y Marsden. Si el cantante noruego hubiese querido hacer un disco de versiones de la serpiente blanca tampoco nos hubiera extrañado ya que conocemos su pasión por los discos tributos ¿Cuántos van ya?
Pero Jorn es mucho Jorn y su personalidad es tan poderosa que finalmente puede llevar a su terreno casi cualquier tema por muy influenciado que esté. Influencias que él nunca esconde por otra parte.

jorn-lande

Y de esta manera junto a Alessandro Del Vecchio, al que hay que reconocerle la excelente labor que está haciendo como productor y compositor en diferentes estilos sin anclarse en un único sonido Frontiers que no hubiera llevado a ninguna parte ni a Del Vecchio ni al sello, el cantante noruego ha compuesto el paquete de canciones mejores y más contundentes de su carrera en solitario desde hace muchos años.
Como bien apunta nuestro AOR Master, mientras más enfadado esté Jorn, mejor.
Por fin volvemos a disfrutar de sus melodías características en el heavy rápido de apertura de “Life on Death Road” (atentos al duelo de solos entre Beyrodt, magistral todo el disco y Gus G), en la contundente “Hammered to the cross” (que gran riff), en las melódicas “Love is the remedy” y “Man of the 80´s”, una de nuestras favoritas y sobre todo en esos medios tiempos donde Lande es capaz de llorar como en “Dreamwalker” o en la balada a lo Allen/Lande, “The Optimist”.

A un tipo con un Premio Nobel (por lo menos se lo merecía) en su haber por “Burn the sun” de Ark, varias matrículas de honor (“Hourglass”, “Worldchanger”, “Masterplan”, “Aeronautics”, “The devil´s hall of fame”, “The Battle”) y no menos sobresalientes y que descubrimos haciendo de malvado inquisidor en la ópera rock de Nikolo Kotzev, “Nostradamus” y al que después de esa interpretación memorable no hemos dejado de seguir y admirar, solo le vamos a poner un notable por “Life on Death Road”. Algo que no está mal después de tanto aprobado justito y porque a pesar de las buenísimas canciones que hemos destacado, hay otras tantas que no se diferencian apenas entre ellas y sobre todo dos, “I walk away” y “Devil you can drive” en las que a pesar de los esfuerzos resultan fallidas.
Buen retorno.

jorn

AVATARIUM: “Hurricane and Halos” (2017)

avatarium 2017

No ha sido intencionada esta nueva aparición del “Halo”.
Una de esas preciosas palabras que se escribe de igual manera en inglés y español, ya que es de origen griego y que ha llegado intacta y pura hasta nuestros tiempos. Si bien su origen hace referencia a un fenómeno meteorológico, nosotros nos quedamos con su acepción simbólica: atmósfera o resplandor, especialmente de respeto, admiración o misterio, que rodea a una persona o un ambiente.
O a un grupo. Añadimos nosotros.

Tiene algo Avatarium que siempre nos ha enganchado desde que los descubriéramos allá por 2014. Y nos es muy placentero descubrir que el grupo se ha consolidado y más aún como nos siguen fascinando.
El Hard Rock primigenio y oscuro de los 70`, el Doom y la psicodelia bien llevada están presente también en los magníficos Spiritual Beggars o en los actuales Opeth, todos suecos por cierto, pero es en Avatarium donde siempre hemos encontrado el perfecto halo y atmosfera de misterios y cuentos a la luz de la luna.
Culpa de la arrebatadora voz de Jennie- Ann Smith o de las apasionadas guitarras de Marcus Jidell quizás. Todo dentro de las visionarias composiciones de Leif Edling, ya fuera de la banda pero marcando el tempo.

avatarium-foto-promo-600x901Hurricane and Halos” es posiblemente más variado, asequible y menos oscuro que sus predecesores. Y el más completo de todos.
Muy directo en sus ataques Uriah Heep, “Into the fire/Into the Storm”, “The Sky at the Bottom of the Sea” y en sus vigorosos hard rock marca de la casa, “The Starless Sleep”. Influencias Zeppelin en la fastuosa “Road to Jerusalem” y sublimes en la lángida “When Breath turns to Air”. Doom perfectamente adiestrado en “Medusa Child” y “A Kiss (from the End of the World)” y broche final con la instrumental “Hurricane and Halos“. Y van 3 de 3.

TERAMAZE: “Her Halo” (2015)

teramazeNormalmente un disco que empieza con un tema de casi trece minutos no suele estar entre los que más me atraen
Curioso prólogo para comentar un disco de Metal Progresivo y que hemos querido incorporar para constatar que justo este detalle ha sido el que nos ha enganchado a estos fenomenales músicos australianos.

Y es que nuestras antípodas están de moda y especialmente en lo que a Metal Progresivo se refiere. Caligula´s Horse, Voyager y Teramaze son grupos de una calidad incontestable a lo que hay que aunar su originalidad, sobre todo en las voces. Ninguna de las tres bandas tienen un cantante clásico o típico para lo que estamos acostumbrados en este estilo.
La voz grave de Alex Canion de Voyager y el estilo alternativo del Caligula´s Horse Jim Grey se contraponen a los tonos limpios, más propios del modern metal e incluso del pop rock de Nathan Peachey de Teramaze.

TeramazeImage

Se nos antoja una muy buena noticia para la música en general que músicos que consideraríamos claramente en otros registros superen el inmovilismo y los recelos, que todos tenemos en algún momento y se incorporen de lleno a nuestro ideario metálico.
Con todos estos elementos, lo que nos encontramos en “Her Halo” y en menor medida en su anterior “Esoteric Symbolims”, donde encontraron el camino, es un Metal Progresivo de alto octanaje, muy potente, con una producción inmaculada, un guitarrista, Dean Wells, entre Haugan y Petrucci (verdad de la buena), unos músicos de primera fila, un cantante diferente y brillante y lo que finalmente cuenta de verdad, composiciones que te llegan.
Up the aussies!