DAN REED NETWORK: “Fight Another Day” (2016)

dan reed fightConocíamos al artista pero no a su música.
Logo reconocible, producidos por Bruce Fairbain, giras con Bon Jovi y los Stones y mucho Funk Hard Rock.
Seguramente fue esa etiqueta la que nos retuvo. Tampoco ayudó tanta cofia, pelo escaldado y los bailecitos de Dan Reed en los videos. Pero todo cambió cuando Frontiers los fichó.

El sello italiano no es sospechoso precisamente por apostar a caballo perdedor y en el momento que escuchamos algunos de los singles de adelanto de “Fight Another Day”, el inspirador medio tiempo de “Champion” (menudo pedazo de canción), el AOR sin fronteras de “B there with U” y los ritmos y la energía infecciosas de “Divided” y “The Brave”, el flechazo fue absoluto. También duele reconocer el habernos basado en etiquetas y estilismos. Por suerte hemos madurado algo y un análisis pormenorizado de la discografía tanto de los Network como de algunos trabajos en solitarios de Dan Reed, más acústico e introspectivo pero de igual valor, ha enmendado parcialmente el error.

Solo hay calidad y una forma de entender el Rock Melódico muy particular y especial. Como lo es la suave voz de Dan Reed. Como lo es su fusión con ritmos funk. Menos funkies que Extreme o Living Colour y sin perder nunca la perspectiva de las bases melódicas clásicas.
Así que a pesar o gracias (mucho mejor) al origen innegable de los músicos que conforman este excepcional grupo (jamaicanos, afro americanos, judíos, hawaianos e indios nativos), “Fight Another Day” contiene esa originalidad y personalidad que tanto ansiamos.

Dan Reed Network - The Brave Video Shoot

DEEP PURPLE: “Machine Head” (1972)

Mucho más habitual de lo que se podría pensar.
Hay cientos de ejemplos de canciones que se vieron relegadas a una triste Cara B y que se convirtieron posteriormente en clásicos para los grupos.
Las circunstancias suelen moverse entre los errores de la discográfica, la grabación espontánea de una jam, al mero olvido de un buen tema rodeado por grandes clásicos.
No me cabe duda que somos finalmente los pesaditos de los fans los que formalizamos esa demanda concreta que el grupo necesariamente tiene que respetar.

En el caso de “When a Blind Man cries”, Cara B del single “Never Before” y según se cuenta en las memorias, fue culpa del rarito de Ritchie Blackmore, al que no le gustaba mucho el tema, el que esta excepcional canción no se incorporara definitivamente al repertorio habitual de Deep Purple hasta 20 años después y con Joe Satriani a las guitarras (no me lo puedo ni imaginar).

Siempre habíamos pensado que la mejor versión de este triste y conmovedor tema era la interpretada por Rob Rock y Axel Rudi Pell en “Nasty Reputation”. En segundo lugar se encontraba la versión de Stuart Smith (Heaven and Hearth) con Richie Sambora a las voces. Pero ayer nuestro mundo se tambaleó escuchando y viendo a Jon Lord y Jimmy Barnes en un diminuto pub de Sidney con una versión espeluznante.
¿Opiniones?

ONE DESIRE (2017)

one-desireAllá por el mes de enero, con la salida de su impactante single “Hurt”, nos preguntábamos si One Desire serían capaces de diferenciarse entre la imparable horda melódica nórdica.
Comme ci comme ca. Sí y no. Ahí, ahí. Por los pelos. Más o menos. Intentaremos explicar nuestras sensaciones, vamos. Seguir leyendo “ONE DESIRE (2017)”

HELION PRIME (2016) THE PRETTY RECKLESS: “Who you selling for” (2016) THE LETTER BLACK: “Hanging on by a thread” (2010)

No hay que olvidar de dónde viene todo.
De los “malditos” Estados Unidos. Del Rythm & Blues, el Country, el Blues, el Jazz, el Gospel y el Folk. Y después de eso nuestras vidas cambiaron. No hay más.

Llevamos unos meses tratando con este perfecto hat-trick de bandas norteamericanas, cada una de su padre y de su madre, o sea, de diferentes estilos y perfectamente definidos y para más inri, con vocalista fémina al frente.
Las que ya conocíamos, The Pretty Reckless y su Hard Rock lascivo, las nuevas promesas de un estilo nada USA como los power metaleros sci-fi Helion Prime y las provenientes de la América profunda con el típico metal alternativo de temática cristiana The Letter Black. Tan distintos los tres discos como distintas y magníficas sus tres cantantes.

Ya lo hemos dicho todo de la rubia Taylor Momsen y su voz profunda y desgarrada que tan buen feeling imprime a los neoyorquinos The Pretty Reckless. En esta ocasión menos directos y más oscuros que en “Goin´ to Hell”.
Con seguridad los californianos Helion Prime y su Power Metal contemporáneo no se comerán ni un colín en los USA pero triunfarán en Europa (ya los ha fichado el sello alemán AFM) y serán estrellas en Japón. Y es Heather Michele la que marca la diferencia con una voz de tono bajo y limpia, alejada de los estereotipos pseudo sopranos y jugando durante todas sus historias relacionadas con la ciencia ficción con múltiples armonías y arreglos vocales. Nos ha recordado mucho a las usadas por Blind Guardian y no sabemos como se las apañarán en directo.
Y como si de una novela de John Steinbeck se tratara, desde Uniontown, Pensilvania y con varios cientos de miles de copias vendidas, The Letter Black, que lleva ya unos años sin sacar nuevo material, es el arquetipo de metal alternativo americano. Temas muy potentes, estribillos pegadizos y una comercialidad controlada acentuada por la voz muy Avril Lavigne de Sarah Anthony.
Nos quedamos con las tres… bandas.

NICK JOHNSTON: “Remarkably Human”(2016)

nick-johnston-remarkably-human

Tiempo hacía.
Que no disfrutábamos tanto con un disco instrumental. Y con un guitarrista que nos devuelve a la mejor época de Mike Varney. Y no porque el canadiense Nick Johnston sea un guitarrista shred, si no por el propio concepto de “Remarkably Human”. 8 canciones, de entre 4 y 6 minutos y como objetivo único, hacernos viajar entre cientos de notas de guitarra.
Entre todo lo bueno también hay que destacar el medio buscado por este excelente músico para hacerse conocer. Todos los discos de Nick (mi amigo Nick) están a nuestra disposición gratuitamente en su cuenta de YouTube. Que os gusta, os lo compráis.

nick_johnston-lrg-02

Y vaya si nos ha gustado. Como os decíamos, Nick Johnston no es un guitarrista shred pero simplemente porque no quiere. Hay detallazos del mejor Vinnie Moore de “Time Odyssey” por toda la grabación. Aún así, prácticamente todo “Remarkably Human” transcurre plácidamente entre melodías envolventes de fácil acceso, un sonido elegante de guitarra y una ejecución calmada. Una destacadísima base de piano que marca el tempo de las canciones y unos arreglos de cirujano a cargo de nuestro batería de referencia Gavin Harrison. En su anterior “Atomic Mind” tocaba Marco Minneman.
Johnston no se anda con tonterías como ha demostrado con este magnífico “Remarkably Human”.