AVATARIUM: “Hurricane and Halos” (2017)

avatarium 2017

No ha sido intencionada esta nueva aparición del “Halo”.
Una de esas preciosas palabras que se escribe de igual manera en inglés y español, ya que es de origen griego y que ha llegado intacta y pura hasta nuestros tiempos. Si bien su origen hace referencia a un fenómeno meteorológico, nosotros nos quedamos con su acepción simbólica: atmósfera o resplandor, especialmente de respeto, admiración o misterio, que rodea a una persona o un ambiente.
O a un grupo. Añadimos nosotros.

Tiene algo Avatarium que siempre nos ha enganchado desde que los descubriéramos allá por 2014. Y nos es muy placentero descubrir que el grupo se ha consolidado y más aún como nos siguen fascinando.
El Hard Rock primigenio y oscuro de los 70`, el Doom y la psicodelia bien llevada están presente también en los magníficos Spiritual Beggars o en los actuales Opeth, todos suecos por cierto, pero es en Avatarium donde siempre hemos encontrado el perfecto halo y atmosfera de misterios y cuentos a la luz de la luna.
Culpa de la arrebatadora voz de Jennie- Ann Smith o de las apasionadas guitarras de Marcus Jidell quizás. Todo dentro de las visionarias composiciones de Leif Edling, ya fuera de la banda pero marcando el tempo.

avatarium-foto-promo-600x901Hurricane and Halos” es posiblemente más variado, asequible y menos oscuro que sus predecesores. Y el más completo de todos.
Muy directo en sus ataques Uriah Heep, “Into the fire/Into the Storm”, “The Sky at the Bottom of the Sea” y en sus vigorosos hard rock marca de la casa, “The Starless Sleep”. Influencias Zeppelin en la fastuosa “Road to Jerusalem” y sublimes en la lángida “When Breath turns to Air”. Doom perfectamente adiestrado en “Medusa Child” y “A Kiss (from the End of the World)” y broche final con la instrumental “Hurricane and Halos“. Y van 3 de 3.

TERAMAZE: “Her Halo” (2015)

teramazeNormalmente un disco que empieza con un tema de casi trece minutos no suele estar entre los que más me atraen
Curioso prólogo para comentar un disco de Metal Progresivo y que hemos querido incorporar para constatar que justo este detalle ha sido el que nos ha enganchado a estos fenomenales músicos australianos.

Y es que nuestras antípodas están de moda y especialmente en lo que a Metal Progresivo se refiere. Caligula´s Horse, Voyager y Teramaze son grupos de una calidad incontestable a lo que hay que aunar su originalidad, sobre todo en las voces. Ninguna de las tres bandas tienen un cantante clásico o típico para lo que estamos acostumbrados en este estilo.
La voz grave de Alex Canion de Voyager y el estilo alternativo del Caligula´s Horse Jim Grey se contraponen a los tonos limpios, más propios del modern metal e incluso del pop rock de Nathan Peachey de Teramaze.

TeramazeImage

Se nos antoja una muy buena noticia para la música en general que músicos que consideraríamos claramente en otros registros superen el inmovilismo y los recelos, que todos tenemos en algún momento y se incorporen de lleno a nuestro ideario metálico.
Con todos estos elementos, lo que nos encontramos en “Her Halo” y en menor medida en su anterior “Esoteric Symbolims”, donde encontraron el camino, es un Metal Progresivo de alto octanaje, muy potente, con una producción inmaculada, un guitarrista, Dean Wells, entre Haugan y Petrucci (verdad de la buena), unos músicos de primera fila, un cantante diferente y brillante y lo que finalmente cuenta de verdad, composiciones que te llegan.
Up the aussies!

RICK SPRINGFIELD: “Rocket Science” (2016)

rick springfield

Yo de mayor quiero ser como Rick Springfield”.
Era allá por diciembre de 2012 cuando escribíamos esa frase en pleno análisis de su “Songs for the end of the world”. Y cuatro años más tarde tengo muchas más canas y Rick (amigo del alma) a los 67 sigue grabando auténticas maravillas junto a su eterno colaborador Matt Bissonette.
Algunos opinan que con “Rocket Science” se cierra una trilogía que comenzó con “Venus in Overdrive” y que continuó con “Songs…”. Nosotros creemos sin embargo que la trilogía comenzó en 2004 con “Shock/Denial/Anger/Acceptancey que con “Rocket Science” se abre una nueva y excitante etapa para el incombustible Springfield.

rick springifield

Este CD mantiene intacta la lucidez compositiva de la dupla Springfield/Bissonette, la voz de Rick sigue siendo algo “for the end of the world”, pero a diferencia de sus anteriores y fundamentales obras, “Rocket Science” es más clásico, menos guitarrero y moderno de lo que nos tenía acostumbrado.
Él mismo contaba que iban a haber influencias Country (haylas efectivamente), aunque no tantas para desear llevar de pronto sombrero vaquero y ponernos a ver pelis de Randolph Scott. La frescura rockera Springfield, sus medios tiempos inolvidables y su AOR personal siguen más presentes que nunca.

Once canciones perfectas de un artista inigualable.

DAN REED NETWORK: “Fight Another Day” (2016)

dan reed fightConocíamos al artista pero no a su música.
Logo reconocible, producidos por Bruce Fairbain, giras con Bon Jovi y los Stones y mucho Funk Hard Rock.
Seguramente fue esa etiqueta la que nos retuvo. Tampoco ayudó tanta cofia, pelo escaldado y los bailecitos de Dan Reed en los videos. Pero todo cambió cuando Frontiers los fichó.

El sello italiano no es sospechoso precisamente por apostar a caballo perdedor y en el momento que escuchamos algunos de los singles de adelanto de “Fight Another Day”, el inspirador medio tiempo de “Champion” (menudo pedazo de canción), el AOR sin fronteras de “B there with U” y los ritmos y la energía infecciosas de “Divided” y “The Brave”, el flechazo fue absoluto. También duele reconocer el habernos basado en etiquetas y estilismos. Por suerte hemos madurado algo y un análisis pormenorizado de la discografía tanto de los Network como de algunos trabajos en solitarios de Dan Reed, más acústico e introspectivo pero de igual valor, ha enmendado parcialmente el error.

Solo hay calidad y una forma de entender el Rock Melódico muy particular y especial. Como lo es la suave voz de Dan Reed. Como lo es su fusión con ritmos funk. Menos funkies que Extreme o Living Colour y sin perder nunca la perspectiva de las bases melódicas clásicas.
Así que a pesar o gracias (mucho mejor) al origen innegable de los músicos que conforman este excepcional grupo (jamaicanos, afro americanos, judíos, hawaianos e indios nativos), “Fight Another Day” contiene esa originalidad y personalidad que tanto ansiamos.

Dan Reed Network - The Brave Video Shoot

BODY COUNT: “Bloodlust” (2017)

BODY COUNT

Si consideramos que el Hip Hop/Rap no es un estilo musical, si no una forma de expresión cultural, acabamos antes.
Y así no tenemos que dilucidar si los angelinos son Rapcore, Rap Metal, Thrash Hop o Post Hip Doom. Después de escuchar su brutal último álbum no debería quedar duda. “Bloodlust” es un disco de Thrash Metal y punto.
El mejor y más heavy que jamás hayan grabado Ice-T, Ernie C y sus secuaces de mirada amenazadora.

Tampoco nos meteremos en si el activismo letrístico y social feroz de Ice-T ha podido llegar a un punto muerto, sobre todo si como grandes invitados en “Bloodlust” se encuentran Dave Mustaine y Slayer. Tipos que se sitúan en las antípodas de Body Count en cuanto a pensamiento político. Estos últimos, su máxima influencia como relata el mismo Ice-T en el CD, con una abominable versión de “Raining in Blood/Postmortem”.

bodycountband2017newpromobw_638

Qué lejos parece quedar aquella paupérrima producción de su “Body Count” de 1992, aunque “Body Count´s in the house” siga resonando como parte de nuestras grandes influencias musicales. El sonido de “Bloodlust” es demoledor de principio a fin. Discazo No-Coche Metal. Muy por encima de su último “Manslaughter” de 2014, mucho más escorado al Hardcore.
La apisonadora Thrash de “All love is gone” con Max Cavalera y “Walk with me” con Randy Blythe de Lamb of God, junto a los ya destacados temas con Mustaine, fabuloso en la guitarra solista, “Civil War”, y la versión de Slayer, se mezclan con canciones muy trabajadas musicalmente como nuestra favorita “This is why we ride” y los machacones himnos anti cops típicos del grupo, “The Ski Mask Way”, “No lives matter”, “Bloodlust” y “Black Hoodie”.
Bloodlust” es uno de los grandes discos de Metal de lo que va de año.