SPIRITUAL BEGGARS: “Earth Blues” (2013)

earth blues

Fabuloso.
Venga por delante que soy un gran fan de Michael Amott, sobre todo con Arch Enemy y que disfruto uno a uno de sus solos y melodías. Y confieso que tenía algo relegado a sus “mendigos espirituales” y su hard rock setentero.
Como no podía ser de otra manera, todos sus discos son de una enorme calidad y clase, pero “Earth Blues” es tremendo.
Tres son las claves de este disco: Michael Amott, sus composiciones y su gusto infinito tocando la guitarra, Apolo Papathanasio, una mezcla entre Chris Cornell y David Byron y el órgano Hammond, que actúa como una segunda guitarra en todo el Cd.
Parece como si Jimmy Hendrix, Michael Schenker (el hermano de Rudolf, ya sabéis), Black Sabbath, Deep Purple y Uriah Heep hubieran provocado una conjunción estelar dando lugar a una nueva constelación llamada Spiritual Beggars.
La pregunta es ¿a que suena entonces “Earth Blues”? A todos y a ninguno. Qué se yo. Solo sé que es un disco que no puedes detener en ningún momento.
De las potentes “Wise as the serpent” y “Turn the tide” (duelo Hendrix/Schenker), pasas a la increíble “Sweet Magic Pain” con un interludio de piano y una melodía de guitarra que te dejará extasiado y de ahí a “Hellow sorrow” (¿suena a “It´s a sin” de Pet Shop Boys o no?) en la que el fantasma de Thin Lizzy se te presenta y te hace levantar del sofá, a “One man´s curse” y su riff directo y perfecto estribillo y a la lenta y envolvente “Dreamer” viajando con Uriah Heep a los 70´ y con un solo final de Amott que…mejor escúchalo. “Too old to die Young”, “Kingmaker“, “Road to madness” -premonitorio-. Sin descanso.
Earth blues” es como un bulldozer cuesta abajo. Parará cuando él quiera. Mejor quítate de en medio. O mejor aún, súbete en él.

ARCH ENEMY: “Khaos Legions” (2011)

¡Qué nos gusta ponerle etiquetas a todo! Sí, a ti también.
Que sería de una buena conversación musical si no aludiéramos constantemente a: “pienso que es más doom que gótico”, “está claro que es death metal melódico ARCH ENEMYaunque han evolucionado a grindcore”, ”un claro ejemplo de AOR con toques West-Coast”, “sin duda es ambient-progressive rock (grande Sr. Solís)” o “creo que definitivamente es american post-grunge”. Anda y cómprate un piso.
¿Y qué ha pasado con el Heavy Metal? ¿Ha desaparecido como por arte de magia?¿Ya no sabemos dónde estamos y de dónde venimos?¿O sencillamente ya no se hacen discos de Heavy Metal?
Y es que hay momentos en los que no necesitamos una orquesta sinfónica y un coro de 50 personas. No necesitamos que dieciocho cantantes diferentes interpreten otros tantos papeles en una obra conceptual sobre lo divino y lo humano. No necesitamos que nos demostréis que sois los Ken Follet del metal con vuestra trilogía sobre una civilización post-apocalíptica.
Dos guitarras, bajo, batería y voz. ¿Es tan difícil? Seguir leyendo “ARCH ENEMY: “Khaos Legions” (2011)”