SHADOW KING (1991)

SHADOW KING 2

Nos vamos dando cuenta que aquel ejercicio para elegir el mejor disco de AOR de la historia, sano y muy divertido, fue también una temeridad.
Es casi seguro que aunque lo hubiésemos repetido cien veces, el 90% de los seleccionados hubieran sido los mismos. Lo doloroso es seguir descubriendo artistas y grabaciones que no aparecieron en ninguna de las combinaciones y que como tantos otros se hubiera merecido estar entre los seleccionados.
Second Honeymoon” de los germanos Craaft. Menudo álbum. “Domino Effect” de los suizos Gotthard. Uno de nuestros favoritos del género y mucho mejor que “Lipservice”, digan lo que digan. Y el disco homónimo de Shadow King. Una ausencia imperdonable.

Lou Gramm había emprendido su exitosa carrera en solitario con Bruce Turgon como gregario de élite. Vivian Campbell buscaba de nuevo un sitio preeminente en el star system tras no cuajar en Whitesnake y empezó a colaborar con Gramm y Turgon en “Long Hard Look”.
Pero era 1991, año difícil para todo el que no llevara camisa de cuadros e hiciera grunge, y tanto el “Unusual Heat” de Foreigner con Johnny Edwars a las voces como Shadow King, pasaron desapercibidos, excepto para los que sabíamos dónde rebuscar.

Siempre nos ha encantado la producción “sencilla” de Keith Olsen para este disco.
Un sonido muy puro y directo, a veces crudo, de voz, guitarra, batería y bajo. Algunos teclados muy bien puestos y pocos coros y dobles voces. Un trabajo muy fino y destacado de Campbell en las guitarras, aunque colaboró mínimamente en la composición y la penúltima (aún quedaba el “Mr. Moonlight” de Foreigner en 1994) perla de Lou Gramm con esa forma tan icónica de componer y atacar las melodías.
El rock melódico en toda su esencia.

Anuncios

DARE: “Out of the Silence II” Anniversary Special Edition (2018)

DARE

La perfección no se toca
The Road

Las obras maestras no se tocan
AOR Master

Con estas premisas tan poco halagüeñas nos preparamos para hablar pausadamente de un tipo de publicación que rechazamos frontalmente: regrabar una obra maestra.
Para más inri Dare es reincidente ya que hizo lo mismo, con apenas 14 años de diferencia, con el magnífico “Calm before de Storm” y el resultado fue el esperado. No aportó nada.
Existen circunstancias extremas como las de Harem Scarem y su “Mood Swing”, por las cuales se vieron obligados a regrabarlo para recuperar los derechos de las canciones en manos de la discográfica. Pero exceptuando estos casos, el resto solo conlleva habitualmente a la decepción y a la rabia.

Pues bien, con todos estos antecedentes y reafirmándonos en nuestra idea de que se puede celebrar un aniversario con una remasterización o mucho mejor, añadiendo simplemente una bonita portada, un libreto y unos cuantos bonus, versiones y directos, hay que reconocer que pocas pegas podemos ponerle a “Out of the Silence II”.
Está muy bien hecho como destaca nuestro AOR Master. Una producción impecable. Parece que Darren Wharton ha querido dar rienda suelta al excelso guitarrista Vinnie Burns dándole preeminencia en la mezcla final y total protagonismo a los solos con un sonido más metálico. Burns fue la sorpresa para todos en el disco original y todas las críticas se rindieron a su trabajo de guitarras finísimo.
Con un elenco de canciones de este calibre poco había que tocar y lo han cumplido. Darren, amigo del alma, sigue cantando con el mismo gusto que de costumbre aunque se le nota en algunos momentos con menos frescura que antaño. Vinnie clava los solos y además se permite incluir en casi todos los temas nuevos arreglos de guitarra que no desentonan en absoluto.
Cambios leves en ciertas armonías como en “Nothing is stronger than love”, la desaparición de los sintetizadores de acompañamiento en el estribillo de “Under the sun” y el despendole total en “King of Spades” con el final festivo que suelen ofrecer en directo y que es ciertamente impactante. En todos los casos, nos quedamos con los originales.

Si con este respetuosísimo homenaje conseguimos que las nuevas generaciones conozcan esta obra culmen del rock melódico, bienvenido sea.

dare out of the silence

PERFECT PLAN: “All Rise” (2018)

perfectplan

A veces las palabras salen solas. En ocasiones se realiza una investigación profunda en las entrañas de la red. Y hay ciertos momentos en los que basta simplemente con un intercambio de impresiones con el AOR Master y unas anotaciones básicas para posteriormente desarrollar el texto final.

He aquí las impresiones en bruto tras tres escuchas de los suecos Perfect Plan y su primer CD “All Rise”.

  • Bad City Womanapertura clásica hard rock melódico
  • In And Out Of LoveTemazo Giant
  • Stone Cold LoverWhitesnake
  • Gone Too FarWhitesnake/hammond
  • What Goes AroundHardline y solo sonido John Sykes, gran guitarrista
  • Too Lateotro tema más aor/base hard, grande, muy Lou Gramm y tonos altos en el estribillo
  • Can’t Turn Backanimosa, más rápida, estribillo Pride of Lion/Survivor – Jim Peterik influencias
  • Never Surrendermedio tiempo aor perfecto
  • 1985hard clásico
  • What Can I Dohard clásico
  • Heaven In Your Eyescierre mágico aor, rock melódico, más nórdico y toques Tyketto

Más americanos que suecos.

Band:
Kent Hilli: voz – Lou Gramm, Danny Vaungh, Kelly Hansen y Coverdale
Rolf Nordström: guitarra – Fino, tipo Vinnie Burns, Tony Borg o Denader
P-O Sedin: bajo
Fredrik Forsberg: batería
Leif Ehlin: teclados – se hace notar, bueno

No hace falta decir más.

DEF LEPPARD: “Hysteria” (1987)

HYSTERIA

Por The Road & Miguel “AOR Master” Mérida

El comentario de nuestro AOR Master en la entrada dedicada a Stan Bush & Barrage nos ha hecho pensar en si éramos capaces de confeccionar una lista de los 10 mejores discos de AOR de la historia.
Primer obstáculo: solo 10. Segundo: ¿qué entendemos por AOR? Tercero: ¿los más representativos, los de más calidad o los que más nos gustan?

Tenemos claro que hay que mantener la mente abierta y entender el Adult Oriented Rock de un modo global. Estamos tan tarados que podríamos intentar hacer listas diferenciando el West Coast del AOR y el Rock Melódico, incluso por nacionalidades si nos ponemos. Estilos que se solapan, se mezclan, se complementan. Pero la úlcera ya empieza a resentirse solo con pensar en esos top ten, así que os pedimos comprensión.
Y también que esta lista debe estar basada en experiencias personales. No vamos a hacer una base de datos ni una encuesta. Esta será nuestra lista con sus luces y sus sombras y como siempre con una curiosa historia detrás.

Ya conocéis nuestra afición por los métodos científicos complejos. Así que junto a nuestro AOR Master nos pusimos manos a la obra. 2 listas en Word y un Excel. Ni la Teoría de Cuerdas.
La nuestra, condensada, no sin sufrimiento, a 14 discos imprescindibles, 8 finalistas y 26 posibles. Ya empezábamos mal. Y la de nuestro AOR Master, también con 14 referencias innegociables y 17 extras. Un infierno.
Sin embargo entre ambas listas de los 14 elegidos había 7 coincidencias. Excelente noticia. Ahora teníamos que cuadrar entre los no coincidentes y los siguientes candidatos. 2 más. Y un último filtro con el excedente. Ahí estaba. The last one. Solo podían quedar 10.
Por supuesto que no son todos los que están. Y la grandeza de nuestro mundillo ha provocado que discos sin discusión para uno, ni siquiera estuvieran en la lista del otro: The Storm, Overland, Signal, Bad English, Styx, Heartland, Zeno o Steelhouse Lane.  Que no tuviéramos claro si eran demasiado Hard: Giant, TNT, Joshua, Bon Jovi. O sinfónicos: Kansas, Magnum, Asia. O sencillamente se han quedado fuera por las fuerzas del destino: Michael Thompson Band, Mecca, Pride of Lion, Alien, Shy, Unruly Child. Aunque sean auténticos clásicos: Chicago, Toto, Journey. Ahí es nada.

A pesar del respeto que produce leer todos estos nombres, el método y el corazón mandan y han decidido que Los 10 mejores discos de AOR de la historia para The Road to Madness sean:

Survivor: “Vital Signs” (1984)
FM: “Though it Out” (1989)
Dare: “Out of the Silence” (1988)
Stan Bush & Barrage (1987)
Desmond Child: “Discipline” (1991)
Jimmy Barnes: “Freight Train Heart” (1987)
Drive She Said (1989)
Heart: “Brigade” (1990)
Harem Scarem (1991)
Strangeways: “Walk into Fire” (1989)

¿Por qué entonces el disco elegido para gobernarlos a todos o en términos menos Tolkienianos, el mejor de todos, es “Hysteria” de Def Leppard?
Porque este disco no se puede numerar. Es la Zona 0. No porque fuera el comienzo de todo si no porque redefinió y creó un cisma en los estándares establecidos del mundo del rock melódico.
Hasta la próxima lista.

STAN BUSH & BARRAGE (1987)

STAN BUSH AND BARRAGE¿Que qué CD llevaba en el coche la semana pasada?
Efectivamente uno de los discos más representativos de la historia del AOR.

Estaba preparado en la casilla de salida tras el “Always” de Stage Dolls y previo al “Canada” de Dan Lucas.
El segundo disco del cantautor norteamericano no necesita mucha presentación. 9 de cada 10 aormaniacos lo incluiría entre los mejores del género.
La canción con la que se presentó ante el mundo “The Touch”, las conmovedoras baladas “Love don´t lie” y “What is love”, junto a un buen puñado de grandes himnos rockeros como “Temptation”, “Primitive Lover y “Gates of Paradise” (qué buen solo de guitarra), convirtieron a esta grabación en única y ni el propio Stan Bush ha podido superarla en su larga carrera.
Curiosamente las críticas se cebaron con el sonido de la batería. Más que pobre es en realidad enlatado como en muchos discos de AOR y West Coast de la época en los que primaban las bases electrónicas. Quizá por eso, el tristemente desaparecido Pat Torpey (Mr. Big), que es quien aparece en los créditos, ni siquiera lo incluía en su discografía.

Por cierto, me he saltado a Dan Lucas y ahora llevo puesto el “Shout of Heaven” de Slayer. Nosotros somos así.