KHARMA: “Wonderland” (2000)

KHARMA

A continuación os detallamos lo que ha ocurrido en apenas unos meses:
-14 de febrero, Michael Jessen, rock melódico con Goran edman.
-9 de marzo, Michael Schinkel’s Eternal Flame (Feat. Goran Edman)
-2 de abril, Dark Blue Inc. “Linked To Life” (Vocals: Goran Edman)
-18 de abril, Crossfade “Carousel” (Vocals: Goran Edman)
-12 de mayo, The Senior Management “Heart & Soul” (Vocals: Goran Edman)

Que el fantástico cantante sueco es prolífico es algo que ya sabíamos. Por si no lo habíais acertado, se llama Goran Edman.
Lo hemos disfrutado en infinidad de ocasiones con Yngwie Malmsteen, John Norum, Brazen Abbot, Nikolo Kotzev, Karmakanic, Covered Call y The Theander Expression. Ha grabado con Street Talk, Glory y los hermanos Johansson entre otros muchos. Y esos son solo los que controlamos por aquí. Su discografía y colaboraciones es tan amplia que ni Wikipedia la tiene nunca actualizada.
Tenemos nuestras dudas sobre cómo afectará a su estatus tanta colaboración. Algunas de las canciones mencionadas en nuestra introducción no pasan de correctas a pesar de que la calidad de sus interpretaciones es lo mejor de ellas.
Está tomando el peligroso camino de Tony Martin o Danny Vaughn. Cuidado.

GORANLo más positivo de esta peliaguda historia es que ha conseguido que retomemos algunos de sus discos más memorables.
El impacto que supuso escucharle por primera vez en el “Total Control” de John Norum. Su influencia y personalidad en uno de los últimos grandes discos de Malmsteen, “Eclipse”. La elegante participación en el “Nostradamus de Nikolo Kotzev. Tan rica en matices que, a pesar de un supuesto rol secundario, dejando los laureles para Jorn Lande, Doggie White y Joe Lynn Turner, siempre recordaremos. Y una de las grandes joyas solitarias del Rock Melódico europeo. “Wonderland” de Kharma.

El sello alemán MTM se convirtió en uno de los salvadores del Hard Rock, AOR y Rock Melódico a nivel mundial antes de la irrupción de los italianos de Frontiers. Quien diría que eran años oscuros para estos estilos cuando artistas de la talla de Tower City, Harlan Cage, TNT, Danger Danger, Zeno, XYZ, Stryper, Ten, CITA, Hughes/Turner Project, Dare, Bad Habit, Baton Rouge, Shy y muchos más firmaron con ellos.
También publicó proyectos únicos como el que nos atañe y una de las mejores interpretaciones de Goran Edman. Y no es solo opinión nuestra:

“The best AOR release to come out in a long time. This Swedish group have crafted some of the most melodic rock tunes to surface since Boston (in the mid 70’s). Singer Edman Goran is in his best form ever, delivering strong vocals and soaring harmonies”

“Kharma is the lost world of melodic rock which is still intact having no commercial contamination”

“Crowned by Edman’s superb vocal performance (one of the best of his career) and a top notch production, Kharma’s “Wonderland” is indeed a wonder, a mandatory listen for every AOR / Melodic Rock fan”

No hay mucho más que decir.

JIM PETERIK & WORLD STAGE: “Winds of Change” (2019)/ JEROME MAZZA: “Outlaw Son” (2018)

Mucha testosterona melódica acumulada.
Los sellos Frontiers y Escape siguen acaparando y publicando sin descanso proyectos de tintes melódicos para saciar nuestra insaciable sed. Pero a veces tanta oferta, aunque se trate de pesos pesados de la música, no siempre se traduce en buenos resultados.

Jim Peterik, 68 años. Con 20 años ya grabó su primer disco/éxito con The Ides of March y desde que dejó Survivor no ha dejado de componer música a nivel altísimo. Nos quedamos con Pride of Lions y Peterik/Scherer.
Jerome Mazza, 56 años. Con una discografía que se puede contar con los dedos de una mano desde que apareciera en 1990 en el disco de Angelica, se ha convertido en uno de los cantantes referentes de los últimos años gracias a sus estratosféricas interpretaciones en los discos de Pinnacle Point y Steve Walsh.
¿Qué ha ocurrido entonces con estos dos prometedores lanzamientos?
Son buenos disco, sin duda alguna. Pero como no nos cansamos de repetir “a los mejores hay que exigirles lo mejor”. Y tanto “Winds of Change” como “Outlaw Son” se nos han hecho largos. Incluso un poquito aburridos.

jIM peterik

Con Jim Peterik & World Stage tenemos el enésimo disco grabado con múltiples cantantes y colaboradores para una mutua autocomplacencia. Un formato que se ha vuelto cansino por muy buenas canciones que contenga. Sabes que nunca los escucharás en directo y aunque estén en las listas de mejores discos del año para algunos, terminará cogiendo polvo en tu estantería. Nunca nos ha convencido la forma de interpretar de Jim, amigo del alma, que se emperra en cantar. Y en general este disco no aporta nada remarcable al extraordinario universo musical de Peterik.

JEROME MAZZA

Mucho más atrayente era a priori el disco en solitario que se merecía Jerome Mazza. Junto a un resurgido Tommy Denader, la verdadera estrella de “Outlaw Son” y una comparsa de lujo con el omnipresente Steve Overland.
Con una clarísimas influencias de Streets, Steelhouse Lane y Seventh Key y Denader homenajeando de modo impecable al maestro Mike Slammer. El resultado final sin embargo es demasiado plano y las composiciones se parecen demasiado entre sí.

Estaremos muy atentos al siguiente duelo Frontiers vs Escape.

LOUDNESS: “Lightning Strikes” (1986)

loudness lightningNos obsesionamos allá por los años 80´ por compilar los solos de guitarra más largos que había dentro de una canción cantada. Instrumentales no valían ¿Obsesivos compulsivos? Sin duda. Y una lista más que hacer.
Obviando conscientemente a Blackmore, Paige y Malmsteen, el triunvirato resultante tenía poca discusión para nosotros: Ted Nugent y su estratosférico solo de “Tied up in love” (y mejor video), Paul Quinn y su legendario solo en “Crusader” de Saxon y los múltiples solos encadenados a modo de orgía guitarrera que contenía aquel tema compuesto por Dio/Campell/Vain para el “Hear´N Aid”, “Stars”. Cómo técnicamente, este último no era un solo en su sentido más estricto, su puesto lo ocupaba Glenn Tipton en “Beyond the realms of death” de Judas Priest.

Y es que hay solos de guitarra, incluyendo los antes expuestos, que se quedan en la memoria individual. Da igual cuando suenen o en qué circunstancia. Una vez aparecen, se hace el silencio y en la habitación solo quedas tú y tu guitarra imaginaria (o raqueta Dunlop de madera).
Podemos intentar convenceros de que son los mejores. Los más técnicos. Los de mayor feelin´. Ni caso. Son los nuestros. Nuestros queridos y favoritos solos de guitarra.

Pocos solos de guitarra provocan que el tiempo se pare en seco como lo hace David Guilmour en directo en “Comfortably Numb”. Que nos haga soñar como John Petrucci en “The spirit carries on” o llorar como Tore Ostby en “Missing you”.
Pero también nos es muy difícil no emocionarnos con Dario Mollo en “If you believe” o con el mejor solo de Michael Romeo, que curiosamente no es de Symphony X y que siempre hemos pensado que es insuperable: “Down of a million souls” de Ayreon. Como le ocurre a Michael Sweet en el “Surrender” de Stryper. Tan técnico que es difícil seguirlo incluso sin cuerdas.
Os mentiríamos si no incluyéramos a la dupla Murray/Smith de “Revelations” o al Steve Rothery de “Sugar Mice”. Y os sorprenderemos probablemente con el punzante e híper heavy solo de Jens Ludwig de Edguy en “Painting of the Wall”, el solo que va cerrando en fadeNightmare” con Richie Zito y Kasper Damgaard de Cornerstone en “Passion and Warfare”.

akira

Seguro que se nos han quedado muchos en el tintero, pero el que siempre aparece es Akira Takasaki. Incluiríamos en todas las lista cualquiera de sus solos en “Thunder in the East” y sin embargo nuestro tono de móvil es desde hace años “Streetlife Dreams” del “Lightning Strikes”.

SOEN: “Lotus” (2019)

soen_lotus

Hace 3 años escribíamos sobre el segundo disco de Soen, “Tellurian”: …pero no cabe duda de la madurez de Soen y la búsqueda de su propia personalidad, enmarcada en este estilo tan característico de Metal técnico atmosférico de tintes sinfónicos y progresivos (ufff…), que tanto nos gusta por otra parte aunque no sepamos como llamarlo.

Con “Lykaia” esas dudas comenzaron a disiparse irrumpiendo directamente en el rock/metal progresivo. Sin etiquetas.
El fichaje de Marcus Jidell (Evergrey, Avatarium), un guitarrista eminentemente rockero, fue para nosotros una de las claves. Y su sustituto en “Lotus”, Cody Ford, no ha hecho más que reforzar esa posición e intención de los suecos.
Con una clarividencia extrema, Martin López y los suyos, sin abandonar el estilo abigarrado Opeth/Tool que tanto nos sorprendió, siguen en línea ascendente incorporando con soltura todos los elementos clásicos del rock sinfónico.
Lotus” es tan bueno que asusta pensar si conseguirán superarlo.

Maduro y variado. Feroz y melancólico. Épico y embriagador.
Una de las voces más bonitas de la escena actual, Joel Ekelöf, en estado de gracia y un conjunto maravilloso de canciones que debéis descubrir por vosotros mismos.

soen band

DELAIN: “Hunter´s Moon”/MANOWAR: “The Final Battle I” (2019)

 

El inescrutable mundo de los EPs ¿Qué son, cuándo y porqué se editan?

La oferta de los holandeses Delain es exquisita. 4 temas nuevos y 10 canciones en directo. No es un “larga duración”, así que lo llamamos EP.
Una buena manera de contentar, mejor dicho, compensar, a los fans. Refuerza su posición en el mercado y evita el olvido entre giras y nuevas grabaciones. Y muy importante, ofrece la misma calidad que cualquiera de sus obras anteriores. No hay temas de relleno o descartados. “Master of Destiny” y “Hunter´s Moon” son dos de las mejores canciones compuestas por la banda últimamente. Duras, sinfónicas y apasionadas.

Lo de Manowar es un caso aparte. Un burdo uso comercial de este formato enmascarado en su absurda épica. ¿Qué tiene de épico publicar una trilogía de EPs en vez de un CD completo? ¿Qué tiene de heroico hacer pagar tres veces a tus queridos seguidores? ¿Qué tiene de legendario ofrecer una intro orquestal, un tema bastante decente pero muy mal producido “Blood and Steel”, una buena balada “Swords in the Highlands” y la última extravagancia de Joey DeMaio “You Shall Die Before I Die” y nada más?
Somos muy fans de Manowar y sus tonterías, pero cuando el propio grupo dice que: “¡El poder crudo de estas cuatro canciones es insuperable! ¡Sencillamente, no podíamos lanzar más canciones de una sola vez, sería demasiado!”, alcanzamos la categoría de tomadura de pelo. Así, no.

Qué de juego dan los EPs.