iron-lisboa

No nos cuadró la opción más lógica que era ver a Iron Maiden en Madrid. Precios disparados, un estadio olímpico enorme con capacidad para 55 mil personas y el hándicap de ver la primera hora del concierto con luz natural. Esto último ya nos ocurrió hace cinco años en Rivas y desluce mucho un espectáculo tan intenso.
Y las crónicas del concierto en el Wanda Metropolitano destacando la mala organización y el deficiente sonido hizo que nos alegráramos más de la decisión tomada.
A pesar de todas estas circunstancias, un fan acérrimo de Iron Maiden, tras el concierto en la capital escribía en twitter que “a pesar de haberlos visto doce veces en concierto, este fue el mayor espectáculo de Maiden de su historia”. Pues si hubiera venido con nosotros a Lisboa…

Organización inmaculada, cero colas en las barras y en los baños, 18 mil asistentes entre los que destacaban los extremeños y un Altice Arena muy bonito y sobre todo, con una magnífica acústica.
El que tanto The Raven Age como Tremonti, a gran nivel los dos grupos, sonaran estupendamente no nos tranquilizaba, ya que en el Barclays Center (ahora Winzik) hace dos años, ocurrió lo mismo y sin embargo Maiden no sonó todo lo bien que hubiéramos deseado. Pero todo estaba destinado a que este fuera uno de los mejores conciertos que hayamos presenciado nunca y por ende, uno de los más grandes jamás realizado por Iron Maiden.

maiden 1

Tras la emoción contenida en la intro de UFO habitual y su “Doctor, Doctor” comenzó el discurso de Churchill que antecede a “Aces High”, exactamente igual que en su mítica gira del “Powerslave”. Algunas dudas con el sonido, muy potente y crudo pero algo embarullado, que continuó en “Where Eagles Dare”, donde la batería de Nicko McBrain ya empezaba a sonar como en “Piece of Mind”, y que a partir de “2 Minutes to Midnight” se equilibró y que fue uno de los fundamentales protagonistas de las 2 horas de concierto.
Janick Gers cada vez ejecuta menos solos clásicos, gracias a Dios y se dedica a los suyos en “The Clansman”, “Sign of the Cross” y “Fear of the Dark”, pero cuando le dejan vía libre en “The Number of the Beast” y “Hallowed be thy Name”, te entran súbitamente ganas de arrancarle los brazos y hacérselos tragar de la manera más dolorosa posible.
Por suerte, el resto de la banda, que por cierto, pasa absolutamente de él en el escenario, como los 18 mil que allí estábamos, está en un estado de forma admirable. Dave Murray y sobre todo Adrian Smith destacaron en su ejecución. Impecables. Como ya os contábamos, Nicko tuvo un sonido de batería demoledor y Harris es la columna vertebral como siempre.

Maiden 2

¿Y qué podemos decir que no se haya dicho ya de Bruce Dickinson?
El actor que hay en él y el artista ya superan con creces al mero cantante. Con un nivel de voz muy bueno, defendiendo con soltura “Where Eagles Dare” y sus tonos altos. Con cambios de vestuarios continuos. Interpretando cada canción con esa pasión que solo él sabe transmitir. Cuando ese Dickinson en prisión se acerca a la horca que cuelga en el comienzo de “Hallowed be thy Name”, uno no sabe si está ante un concierto de Iron Maiden o viendo el “Adios a la vida” (E lucevan le stelle) de Tosca de Puccini.

Que un concierto de Maiden transciende a la música en vivo convirtiéndose en un espectáculo, no es algo nuevo. Que puede parecer algo ridículo ver a Bruce luchando espada con espada con un Eddie gigante en “The Trooper”, pues también. Que casi se quema las manos mientras lanzaba fuego de sus lanzallamas en “Flight of Icarus” y tuvieron que rociarlo con extintores, no pasa nada.
Cuando ves ese avión a tamaño natural encima de las cabezas del grupo o como aparecen las vidrieras de una catedral mientras Dickinson porta una gran cruz iluminada o ves surgir las hogueras del infierno sabes que estás ante algo muy grande y que estuviste allí.

Anuncios

4 comentarios sobre “IRON MAIDEN: “Legacy of The Beast Tour” (Lisboa, 13 de julio de 2018)

    1. Bruce acaba de cumplir 60 años. Y aún le queda cuerda para rato. The British Raphael? Como mito va por buen camino. También escribe, tiene empresas y es piloto de aviones comerciales. Un pelín más completo que Rapha, pero me ha gustado la comparación.
      Un placer comentar contigo.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s