IRON MAIDEN THE BOOK OF SOULS

Cuando se trata de Iron Maiden o de cualquier banda clásica hay que poner un listón. Es divertido y nos ayuda, a mí el primero, a entender dónde nos encontramos exactamente.
Después de cinco audiciones intensas y dos lecturas atentas, que es lo que consigue la excepcional versión especial Hardbound Book y sobrepuesto a la emocional e irracional primera escucha (con lagrimas incluidas), la referencia es “Brave New World” (para nosotros superior a “Fear of the dark”). Una vez situados, hablemos de las reacciones y de los protagonistas.

Las primeras no se han hecho esperar. La mayoría muy positivas, otras intermedias que penalizan la duración y la vertiente supuestamente progresiva, que la tiene, de Iron Maiden, pero que destacan a su vez algunas de las canciones como sorprendentes y otras, que nos han parecido muy curiosas, que pasan de las meramente descriptivas sin adjetivación alguna, como si hablaras de un mueble, a las que recomiendan no escuchar “The Book of Souls” porque mientras te pierdes otros muchos CD. Fascinante.
Y al final de tanta palabrería en la que nos incluimos, lo único que queda y de verdad importa es el fan frente al nuevo disco de uno de sus ídolos de la adolescencia.

Vayamos con los protagonistas.
Eddie The Head ha vuelto. Todo el CD está imbuido del espíritu clásico del grupo y no han olvidado la iconografía. Buena elección la de Mark Wilkinson (Judas Priest) y mejor las ilustraciones y diseño interior.
Kevin Shirley sigue sin convencernos. Es perfecto para el Hard Rock pero no para el Heavy Metal. Recordemos que Dream Theater se lo quitó de en medio en apenas dos discos. A pesar de ello reconocemos que ha estado a la altura y ha contribuido al mágico sonido del disco, sobre todo en la producción de las guitarras solistas (las rítmicas han quedado un poco bajas en la mezcla final) para que puedas apreciar perfectamente los duelos interminables de los tres guitarristas y en las mezclas, ya que esta es la obra de Maiden con más detalles y arreglos de su larga existencia. “The Book of Souls” debe disfrutarse con auriculares.Eddie-Iron-Maiden-The-Book-Of-Souls-2015-Mark-Wilkinson
La forma de grabar en los últimos años del grupo casi en jam session dificulta volver a escuchar al Nicko McBrain contundente del “Peace of mind” y suele estar difuso y en segundo plano. Hasta ahora. De nuevo podemos oír lo buen batería que es, especialmente en “Empire of the clouds”, el clímax de todo el álbum.
Los 3 tenores (Dave Murray, Adrian Smith, Janick Gers). Uno de los grandes logros contenidos en “The Book of Souls” es el tremendo trabajo de arreglos de guitarras que se aprecian left to right durante todas las canciones. Cada guitarra solista tiene un sonido muy definido y son tremendamente placenteros los duelos a tres guitarras de todos los temas (en “The Red and the Black” se convierte en órdago). La mejor interpretación de Gers desde “Fear of the dark”, sin barullos y muy centrado. Murray por fin dándole la oportunidad a diferentes estructuras y sonidos (a veces es difícil saber que es él) y Smith destrozando con una lección magistral de buen gusto y técnica depurada.
Todo lo bueno y lo malo de Iron Maiden pasa por Steve Harris y él lo sabe. Él es el que no se ha conformado a pesar de haber vendido más que nunca con “The Final Frontier”. Él es el que ha decidido darle de nuevo rienda suelta a Dickinson y ahí tenemos la apertura más sorprendente de un disco de Maiden con “If Eternity should fail” y un cierre para la historia con “Empire of the clouds”. Él es el que ha roto con las estructuras manidas de aceleración sin control hacia los solos para volver al puente o el estribillo y en todos los temas en los que participa (cómo nos gusta “The Great Unknown”) hay ritmos, contra ritmos, pausas, grandes melodías en todos los estribillos y canciones más “modernas” de lo esperado, “Tears of the Clown”, un medio tiempo fantástico que ya se ha convertido en uno de nuestros temas favoritos.

ironmaiden2015band

The Book of Souls” es ya un clásico por distintos motivos. Será para siempre el CD del cáncer superado por Bruce Dickinson, defendiendo e interpretando cada canción, a pesar de no poder darlo todo por motivos más que obvios, con elegancia y clase infinitas. Será para siempre el CD de la canción más ambiciosa de Iron Maiden, “Empire of the Clouds”, la increíble y emocionante suite de 18 minutos a lo Savatage compuesta por Bruce. Y sí, será para siempre el CD que superó el listón.

Anuncios

4 comentarios sobre “IRON MAIDEN: “The Book of Souls” (2015)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s