Appetite_for_Destruction 2Por Luis J. Aguilar

Dentro de la naturaleza humana está el distinguirse en todos y cada uno de los distintos ámbitos de la vida, distinguirse de todos los demás,  lo hacemos con n/ropa, n/pelo, n/ coche, n/forma de trabajar, lo que hablamos y como lo hablamos… queremos diferenciarnos y que se nos note con más o menos disimulo.
En la música ocurre lo mismo pero el abanico es muy amplio y para ser un hecho diferenciador tienen que alinearse muchos planetas, varias veces y a distintas horas.
Hay muchos ejemplos y este disco para mí lo es.

El LP que me compré destila crudeza, fiereza, aptitud de sus músicos que no son /eran unos músicos asombrosos y actitud, mucha actitud, distinta a la que regía el heavy rock en ese momento.

Postureo, glam (aunque estos empezaron a peinarse así), chicas objeto, empalago y los mas académicos, tachuelas y lycra en distintos colores, tres canciones todas iguales y una de tristeza, que los heavys son los que hacen las mejores baladas. Poner los nombres que queráis, era el año 1987…todo eso por la borda, no sirve, había que empezar de cero.

Todas las canciones  tienen algo, la producción es buenísima, justa, el sonido es diferente, guitarras que suenan distintas a la principal y que dibujan acordes, matices, que por separado no tendrían significado pero compactado suena a bloque, energía , lo escuchas y adrenalizas, solos afilados y afinados justos para esa canción, las letras son hirientes con mala baba sin dejar de contar verdades, sus verdades,  “Welcome to the jungle“, “Nightrain” ,”Mr. Browstone“… alcohol, heroína, sexo, borracheras, pintas , ciudades paradisiacas al límite y mas borracheras.

Guns-N-Roses

Un cantante destacable, distinto y algo crudo sin ser molesto y tampoco técnico como un barítono rockero, aquejado de un trastorno bipolar considerable, vamos que le han dao una buena pedrá, un letrista/segundo guitarra capaz de ser la guinda de un pastel pero no el plato principal, una guitarra solista con momentos de inspiración y rabia “Sweet child o´ mine“, “Paradise city” y su final, así todas las canciones que te hacen escuchar y repetir y seguirlas, buscarles las cosquillas y empaparte de ellas.
Bajista con recursos suficientes para notarse y batería que parece un tren al tran-tran pero no desentona en ese caos alineado en forma de disco sin esquema preconcebido “Rocket queen“, “It´s so easy“.

Appetite_for_Destruction 1

Por eso y más razones es un disco diferenciador del que hablo en presente ya que aunque pasen los años y seamos más viejos si lo escuchas sigue sonando salvaje y fresco.

Anuncios

Un comentario sobre “GUNS N´ ROSES: “Appetite for Destruction” (1987)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s