Por BorregoMacho

septic

La espera de “Titan” , el último trabajo de Septicflesh, ha sido larga, pero mereció la pena. Un trabajo tan cuidado no es compatible con las prisas.

En este álbum se conserva la misma línea clásica que caracteriza a la formación griega, un death metal denso y atmosférico. Para los que no conozcan esta banda, deben saber que no son temas de verano. Su música da calor, incluso quema. En concreto, “Titan” es quizás uno de los álbumes con más profundidad de sonido que Septicflesh haya editado. En esta ocasión las letras no giran en torno a una temática específica, como en otras composiciones, y tampoco están en exceso elaboradas a nivel lírico. No obstante, se siguen abordando las mismas materias sobre mitología y, como no podía ser de otra forma, vampirismo y religión.

Se echan de menos más intervenciones del señor Sotiris Vayenas, o, para sus amigos, Sotiris Annunaki V (hay que reconocerle que, realmente, canta como un dios mesopotámico). En compensación, cuentan con el Coro de niños de la Orquesta Filarmónica de Praga. Y es que una voz blanca no podría contrastar mejor con el gutural canto del señor Seth Siro Anton. Y la combinación de los tres sonidos… soberbio hasta para el inframundo.

Para los que tengan hambre de carne séptica, se les recomienda la edición Deluxe Digipack, que incluye cinco temas orquestados dignos de ambientar el Tártaro más denso y oscuro que se pueda imaginar.

En resumen, si los hermanos del metal tenemos que esperar tres años para discos como éste, se espera. Muy merecida espera.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s