Por BorregoMacho

MANOWAR 2014

Este febrero se ha publicado el nuevo trabajo de Manowar, una reedición de Kings of Metal: Kings of Metal MMXIV. Después de 26 años, los clásicos del metal brutal reeditan una de sus creaciones más potentes.

En una sintética explicación, este álbum se divide en dos partes: una lírica de Kings of Metal con “arreglos aprovechando las últimas tecnologías” (aunque no parece que se les dé muy bien estas últimas tecnologías, visto el resultado), y otra instrumental de los mismos temas. A partir de ahora, nos referiremos a ellas como “la aberración” y “el karaoke”, respectivamente.

Porque, lo que se esperaba que fuese un resurgimiento épico tras el desastre de Lords of Steel, no ha resultado ser otra cosa que lamentable.

Lo primero que llama la atención, antes incluso de escuchar el álbum, es que falta un tema. ¿Dónde está Pleausure slave? ¿Es que acaso algo que en 1988 era heroico y ponderosamente machote, ahora, en el MMXIV, es políticamente incorrecto? ¿Es eso o es que, quizás, Manowar no quiere admitir que tiene un problema? Porque, tras escuchar esta nueva grabación, da toda la sensación de que han dejado de lado la Viagra y el Cialis. Definitivamente, a los machomanowar les falta Tauritón.

Comienza la aberración con Hail and Kill, en la cual, en lugar de “violar a las mujeres, apuñalarles en los ojos y quemar sus casas”, en esta nueva versión parecen llamar a la puerta y presentarse educadamente para tomar café en sus casas. ¿Dónde ha acabado la fuerza de saludar y matar? Joey DeMaio apenas se hace notar y la batería no es ni una sombra de la original, aunque después se comprueba que esto es una constante en todo el disco.

El abuelo de A Warrior´s Prayer da miedo. Su artificial voz y su sobreactuación están a la par de su nieto, que parece necesitar un logopeda.

La sensación que aparece tras escuchar esta entrega en su totalidad es de aburrimiento o rabia por haber maltratado uno de los mejores trabajos de Manowar, el original Kings of Metal. En realidad, esta reedición parece una grabación de un grupo local versionando a Manowar. Una pena.

El karaoke, por otra parte, no se libra de la pérdida de potencia. Es descafeinado y mediocre, incluso, siendo una reedición de Kings of Metal. Lo más reseñable es la pérdida de la batería. Mientras que en Kings of Metal cabalgaba, ahora se limita a un trote ligero.

Decepcionante en resumen, y una oportunidad perdida para volver a ser los reyes del metal.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s