magentaExactamente lo que se espera de un disco de prog rock y además, británico, muy británico, para más señas.
La guardia pretoriana del progresivo clásico, con los que me llevo fenomenal, no os creáis todo lo que se dice, defenestran habitualmente, con linchamiento público incluido, a los grupos que mantienen lo que llamaríamos el sonido prog clásico contemporáneo. Odian con la misma intensidad un Cd de Arena, como adoran a los blanditos de Jadis.
Pues lo siento por mi y todos mis compañeros, unos cientos de miles por todo el mundo, que sin saber ciertamente por qué, en la época más virulenta del cuero ajustado, los parches, las tachuelas y las dobles armonías de guitarras, se colaron en nuestras vidas “Pseudo silk- kimono”, “Lavender” y “Kayleight” de Marillion, causándonos fascinación y una cierta desazón; “esto no es heavy metal ¿porqué me gusta tanto?”.sounds 2
Por los trajes de tela escocesa y los ratones de azúcar que se deshacen en la lluvia es un placer recomendaros, desde los últimos estertores del 2013, “The Twenty Seven Club” de Magenta y “Dimensionaut” de Sound of Contact, con chica al frente (agradable sorpresón) y el hijo de Phil Collins a las voces y batería (dignísimo sucesor), respectivamente, repletos de brillantes y larguísimos desarrollos instrumentales y melodías progresivas ochenteras.
Esto no es heavy metal ¿porqué me sigue gustando tanto?”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s