discipline“I don´t wanna see your face, I don´t wanna hear your name”, canturreaba como si no hubiera un mañana sin darme cuenta que unos ojos inquisitivos me observaban desde el otro extremo del salón, Ángel Luis.
Con el ceño fruncido me arrebató con enfado el Cd de las manos. Solo por mi mirada recordó una de mis enseñanzas recibidas: “un Cd es como una extensión de tu cuerpo y si alguien lo daña, raya o se le ocurre usarlo como posavasos, sencillamente recibirá una muerte lo más dolorosa que puedas imaginar”. Dándose cuenta del gravísimo error que había cometido y de sus nefastas consecuencias le dio la vuelta con delicadeza y preguntó: “¿Desmond Child?”.
Sonreí y pensé que había llegado el momento de una buena conversación padre-hijo sobre el AOR y me frotaba las manos pensando en que por fin podría contarle historias de Heart, Survivor, Journey, Styx o Planet 3 y Kings of Heart.
“¿Desmond Child?”, volvió a preguntar con incredulidad señalando el pelito con permanente de aquel señor de la portada.
“Claro, tiene 14 años”, pensé azorado.
¿Cómo explicarle a un adolescente metálico (no solo por la ortodoncia) que ha visto a su padre hacer obras en casa para que cupiera perfectamente su batería o moshear con su Tío Miguel RATM, que Desmond Child, ese señor de permanente rubia, traje ceñido y barbita a lo George Michael es uno de los mejores compositores de rock de la historia, que sin él ni Kiss, Bon Jovi, Alice Cooper o Aerosmith serían lo que son ahora, que gracias a él Scorpions grabó el mejor álbum de su carrera, que “Discipline” es uno de esos discos irrepetibles repletos de temas únicos, elegantes y emotivos que nadie debería perderse?
You´re the story of my life…” empezó a sonar.
Aún no me ha perdonado.
Al día siguiente mientras ordenaba con mimo mis Cds su madre se acercó, cogió mi mano, apoyó su cabeza en mi hombro y me susurró: “esperaremos a que se eche novia”.

Anuncios

Un comentario sobre “DESMOND CHILD: “Discipline” (1991)

  1. Hacía mucho tiempo que no escuchaba el nombre de Desmond Child. Como puedes imaginar, en la actualidad me parece un “pastelito”de cuidado, jaja, pero recuerdo perfectamente su nombre en muchos discos de los ’80, en muchas ocasiones junto al de la compositora Diane Warren, a la que también conocerás bien. Cuando cogías un disco de Kiss o de Alice Cooper y veías su nombre sabía de antemano que ibas a escuchar estribillos que no se te iban a olvidar nunca. Un auténtico “Hitmaker”.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s